El aguaje de repartir útiles escolares

O falla el Ministerio, o los operativos son bulto

El dato sería bueno averiguarlo: ¿Cuánto gasta Educación al inicio de cada año escolar en útiles, en mochilas y en libretas?

Una pregunta debe llevar a otra: ¿dónde se reparte ese material que se supone abundante y suficiente para cubrir la demanda? La idea debe ser que ninguno de los educandos se quede sin lo propio.

La inquietud se origina en una situación que se da cada año lectivo: Los políticos que no tienen discurso y desean figurar en los medios realizan un operativo. Lo mismo hacen los comunicadores (y más las comunicadoras) que necesitan una imagen generosa o de preocupación por la enseñanza.

El cometido se llena y la prensa afama esa caridad interesada sin indagar la razón de esa carencia, de porqué esa comunidad o escuela no fue abastecida por el ministerio.

El político y el comunicador (o comunicadora) suplen una falta que no debiera producirse ante el alto presupuesto del que dispone la dependencia y ser Educación una de las niñas bonitas del Gobierno.

O falla la logística del Ministerio, y no por fondos, o con ese aguaje se está tomando de tonto a quienes aplauden desde lejos.

+ Leídas