Los recelos ¿machistas? contra la Vice

Pero las feministas tampoco la defienden

El machismo existe, toda una cultura, pero no es militante. El feminismo todavía no se define, incluso mujeres se comportan como machistas. Si la lucha es por igualdad, y los hombres gozan de todos los derechos, lo propio sería asumirse como tales. Como en La Romana, todos toros. Aunque la situación no es tan simple. Al macho le basta con ser macho, y ya. Las feministas no, ellas discriminan y no defienden a todas las iguales. Margarita es un caso. Tiene vocación política, figura en las encuestas, pero no logra credenciales de candidata, o precandidata, o simple aspirante. Los hombres de su partido, aun cuando tiene asiento en el organismo superior, la miran con recelo, y en ocasiones la han visto como extensión del marido.

Los machistas hacen lo de siempre, pero las feministas tampoco hacen la diferencia. Ni dentro ni fuera del partido, a pesar de su real posicionamiento. La última excusa es que no tiene estructura, que no dirige grupo ni orienta tendencia. Aun cuando se pensaba que el partido lo era todo.

Su suerte sería el consenso, pero esquivo y caprichoso como el azar. Nueva York, pues, fue un recordatorio a quienes dudan de la memoria.

+ Leídas