Muchos viajaron y no podrán votar...

Ahora le quieren echar la culpa a la Junta...

Los partidos dejaron a la Junta tareas que les eran propias, o que les convenía llevar a cabo, pues eran los beneficiarios directos.

El empadronamiento, por ejemplo.

El organismo lleva años en eso y los resultados están ahí, debido a que los registros no mienten y la diáspora dominicana está en condiciones de votar.

La situación sin embargo no es ideal. El votante tiene el documento, aparece en el padrón, pero se olvidó de lo principal: sufraga en el exterior.

Vino de vacaciones o se encuentra en el país a causa de la pandemia, y como es dominicano y todo le parece una gracia, quiere hacerlo aquí.

La falta no es suya que no averiguó a tiempo, ni del partido que no lo orientó al respecto, sino de la Junta, y esta debe enmendar el error ajeno.

Hubo una afectada que diligentemente fue al TSE, y extrañamente el tribunal no la favoreció con amparo, creando una especie de jurisprudencia. El ciudadano que se descuidó, se confinó por su cuenta y no podrá ejercer un derecho que fuera tan caro consagrarlo en la ocasión.

Entre los perjudicados hay gente cuyo apoyo fue recibido con bombos y platillos. Lo suyo fue en tarima, pero solo debut y despedida.

+ Leídas