|Educación|20 MAR 2017, 12:00 AM

“Tenemos una tasa de créditos vigentes de 97.8 por ciento”

Los directivos de Fundapec explican que la entidad ha funcionado bajo un modelo competitivo que en la actualidad ha otorgado préstamos educativos a 9, 300 estudiantes

El presidente de la Junta Directiva de Fundapec, Antonio César Alma Iglesias, fue uno de los invitados al Diálogo Libre.
El presidente de la Junta Directiva de Fundapec, Antonio César Alma Iglesias, fue uno de los invitados al Diálogo Libre.
20170320 http://www.diariolibre.com

SANTO DOMINGO. Con una clientela de 3,000 estudiantes anuales, la Fundación Apec de Crédito Educativo (Fundapec) se ha permitido, a lo largo de sus 50 años, desarrollar un modelo crediticio descrito por sus directivos como “el más sano” de América Latina debido a la capacidad de retorno que han logrado.

De acuerdo con la directora ejecutiva de Fundapec, Regla Brito de Vargas, invitada al espacio Diálogo Libre que conduce el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, una de las “bondades” del crédito educativo que otorga la institución es que permite a sus adquirientes terminar sus estudios sin tener que abandonar por falta de recursos económicos.

Brito de Vargas afirma que el nivel de deserción de quienes estudian con un préstamo universitario, cuyas tasas de interés van desde un 16.5 a un 19.5 por ciento, es bajo, porque los jóvenes cambian de carrera o de universidad, pero difícilmente abandonan los estudios.

La directora ejecutiva de Fundapec explica que permiten a los adquirientes de los préstamos cambiar hasta dos veces de carrera o de universidad bajo el mismo crédito.

“Tenemos una tasa de créditos vigentes al día de 97.8 por ciento”, apunta Regla, sobre el nivel de responsabilidad de quienes se benefician de los préstamos y su capacidad para devolver el dinero.

“En términos de crédito educativo es la más sana de Latinoamérica”.

Créditos e inserción laboral

El presidente de la Junta Directiva de Fundapec, Antonio César Alma Iglesias, expone que la institución maneja una cartera de préstamos activa de 9,300 estudiantes, con capacidad de incrementarse, y en posición competitiva respecto a los créditos personales que ofertan los bancos comerciales.

Detalla que las tasas de interés, que varían, según la fluctuación del mercado, son de un 16.5 por ciento para carreras de grado, un 17.5 por ciento para maestrías y un 19, 5 por ciento para postgrados y estudios en el exterior.

Del total del financiamiento otorgado a los estudiantes, el 58 por ciento de las beneficiarias son mujeres y el restante 42 por ciento lo absorben los del sexo masculino.

Iglesias apunta que está dentro de sus reglamentos, el dejar a opción del estudiante la elección de la institución donde acudirá para recibir su formación y el no influenciar en su decisión.

Al respecto, la vicepresidenta de Fundapec añade que para el proceso de otorgación de los créditos se toma como codeudor a los padres o familiares de los estudiantes, debido a que estos regularmente no trabajan.

“En ese momento a quien calificamos en términos financieros es al codeudor porque el estudiante no tiene una solvencia financiera”, explica Regla, quien revela que la mayoría de los préstamos se otorgan con fondos propios de Fundapec, aunque también administran las carteras de algunas universidades.

La ejecutiva apunta que el 92 por ciento de quienes de los egresados que han financiado sus carreras con créditos de Fundapec “han progresado y encontrado empleo para mejorar sus niveles de vida” y solo el 8% restante refleja que no ha conseguido un puesto de trabajo.

Conforme a lo descrito por Regla, un joven que toma un préstamo educativo puede tener un retorno de inversión en alrededor de tres años.

Los préstamos solicitados a Fundapec oscilan en promedio entre RD$ 500,000 y RD$575,000.

Sin embargo, los costos de las carreras en las universidades privadas, que van desde las económicas, las intermedias y las más costosas, van desde RD$180,000 hasta RD$2.5 millones.

Empresas financian carreras

Además de los créditos estudiantiles otorgados por Fundapec, la entidad maneja un tipo de “fondos rotatorios” que son aportados por parte del empresariado local para cubrir la formación de sus empleados o los hijos de estos.

Regla Brito de Vargas explicita que se trata de contratos condicionados destinados a beneficiar a los estudiantes durante el tiempo de estudio, bajo la exigencia de buen desempeño académico.

“Cuando el joven cumple con todo lo del contrato se le condona la deuda. Si cumplió parcialmente el mismo dueño del fondo establece las proporciones que le cubre”, deja en claro la vicepresidenta de Fundapec.

Esperando que cumplan con lo establecido en el contrato de rendimiento notas y demás.

Y si tuvo un promedio de 80 se le convierte en un crédito, recuperamos el fondo y vuelve al fondo del empresario para seguir estimulando.

En estos casos, Fundapec cobra un porcentaje por la administración de los fondos y el seguimiento al estudiante.

Se trata de una cartera que cuenta con un activo de RD$56 millones, de los cuales hay fondos que datan desde 1984 que “subsisten” por el retorno del dinero de quienes no cumplen a cabalidad con las condiciones de promedio académico.

En estos fondos los empresarios tienen la prerrogativa de poner las condiciones que entiendan para el uso de los fondos.

Crisis

En términos financieros, la institución padeció un “ciclo de crisis” entre 1970 y 1980, que Brito de Vargas describe como de “supervivencia”, por lo que tuvieron que relanzarse con un préstamo del Banco interamericano de Desarrollo por US$20 millones a un plazo de 40 años.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese