20180104 https://www.diariolibre.com

Después de La Nueva Barquita, el Gobierno inicia un ambicioso proyecto de reubicación de familias que viven en situación vulnerable a la orilla del río Ozama.

Se trata de una compleja intervención que ayudará a sanear la ribera del río a la vez que dota de viviendas dignas a 1,400 personas. El proyecto respetará la personalidad y las muchas construcciones adecuadas que ya tienen los sectores de La Ciénaga y Los Guandules y completará sistemas de alcantarillado y tratamiento de aguas, a la vez que abre vías de acceso interno.

La visión social, la económica y la ambiental han sido analizadas de manera transversal para hacer una intervención exitosa y manejable.

Es un proyecto desarrollado desde URBE, la institución creada en los inicios de la obra en La Barquita, que ha trabajado durante meses con los vecinos de los sectores afectados. La ciudad ganará parques, centros vecinales, mejores calles, saneamiento...

Es un buen proyecto y si se consigue curar el Ozama, beneficiará además a toda la ciudad de Santo Domingo, no solamente a las familias reubicadas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese