La hipertensión, incluida entre las enfermedades cardiovasculares, causa el 35% de las muertes en el país, según los últimos Indicadores Básicos de Salud. Esta cifra lleva implícita una realidad social muy preocupante y se debe reconocer el esfuerzo por organizar desde los estamentos públicos una red de prevención y seguimiento. Más de 200,000 dominicanos la sufren.

En el Día Mundial de la Hipertensión es pertinente recordar que esta enfermedad está muy relacionada a hábitos de vida y alimenticios que pueden ser corregidos y que deben ser conocidos.

La educación es parte fundamental de la medicina preventiva, dirección imprescindible para un sistema de salud pública eficiente.

Y si antes se relacionaba esta condición con pacientes de determinada edad, los cambios en los hábitos alimentarios y el sedentarismo creciente han hecho que grupos etarios más jóvenes presenten ya índices preocupantes. Las autoridades de salud recuerdan que se puede tener la presión arterial alta por años y no presentar síntomas. Hoy es un día para prestar atención al tema y aprender a cuidarnos mejor.

+ Leídas