20171207 https://www.diariolibre.com

Dos hechos, que no hay otra forma de calificar más que de irresponsabilidad presupuestaria, acaban de ocurrir en esta semana.

El primero, la aprobación de un Presupuesto General del Estado cuyo monto será cubierto gracias a la emisión de deuda, como ya viene ocurriendo desde hace años.

Siempre se ha dicho que los gobiernos deben conducirse como lo haría un “buen padre de familia”, pero el Gobierno dominicano insiste en la irresponsabilidad total cuando se trata de las finanzas públicas. Para nadie sería aceptable que unos esposos, cuyos ingresos son de 50 mil pesos mensuales por ejemplo, programen su presupuesto de gastos en 75 mil. Van directo a la quiebra.

La otra irresponsabilidad es la de los ayuntamientos que debieron acudir a un nuevo préstamo para cumplir con su obligación de entregar la regalía pascual a sus empleados. Este monto debe ser guardado mensualmente para irlo acumulando para el final del año. Saludamos a aquellos cabildos que han cumplido con su obligación sin tomar préstamos, señal de buena gestión.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese