20180912 https://www.diariolibre.com

A pesar de las quejas sobre el proceso de concurso para escoger los titulares del Ministerio Público en diferentes jurisdicciones del país, se debe poner de resalto la formación y la carrera de los ganadores del concurso.

Es evidente que el proceso no fue perfecto, pero las críticas al mismo no parecen tener el propósito de arreglar sus carencias, sino, al mejor estilo criollo, desnudar las supuestas irregularidades para continuar denunciando que aquí “nada sirve”.

Toda primera experiencia es perfectible y en eso es que debemos trabajar y mantenernos vigilantes para que los nuevos incumbentes ejerzan su labor con estricto apego a la ley y a los procedimientos.

Llama la atención que no se pudieran llenar todas las vacantes, pues solo 36 de los más de 200 postulantes aprobaron con las calificaciones correspondientes. Ese hecho demuestra la pulcritud con que se manejó el proceso.

Al país le da trabajo avanzar por la falta de confianza en los procesos y las instituciones. Respaldemos este primer paso hacia un Ministerio Público de carrera y responsable ante la comunidad.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese