¿Otro plan? Creemos que no

El anuncio del Alcalde del Distrito Nacional de que a partir de septiembre el cabildo comenzará a aplicar multas a todas aquellas instituciones y personas que no respeten el horario de recogida de basura, no debiera ser recibida con la sonrisa que se dibujó en la cara de muchos.

El Alcalde ha anunciado un programa de educación y que miles de jóvenes saldrán a las calles indicarle a la población la medida.

Confiamos en que no se trata de otro propósito laudable que se quedará en las declaraciones de prensa y en un esfuerzo de pocos días.

Los gobiernos nos han acostumbrado a ofrecer rimbombantes declaraciones y luego volverse espuma sin chocolate. Cuántos proyectos se han iniciado en el país con bombos y platillos y se han quedados en la ancha gaveta de las buenas intenciones.

Confiamos en que el Alcalde, que cuenta con el apoyo del Concejo de Regidores, se empeñará decididamente no solo en aplicar la ley a las fábricas y residencias, sino también a los tantos negocios ilegales que han convertido esta ciudad en una pocilga.

+ Leídas