¿Por qué un simulacro?

La Junta Central Electoral realizó un simulacro a nivel nacional del nuevo sistema de voto automatizado. El propósito del operativo era probar las herramientas y los detalles de índole técnica que envuelve el novedoso sistema de votación.

Que no acudieran muchas personas no significa que el simulacro fracasó, pues el propósito no era simular una votación masiva, sino probar el sistema.

¿Qué se probaba? Como se ha venido haciendo en diferentes centros comerciales, se probaba que el sistema podía ser operado fácilmente por los eventuales electores. Esa prueba se pasó.

Otro elemento que se probaba era la conectividad. Si, como ocurrió, algunos lugares presentaban problemas de conectividad por internet, la prueba de ayer sirvió para detectar esos lugares a los fines de que las prestadoras de servicio resolvieran el problema. Esto, de paso, beneficia a todos los usuarios de internet del sector.

Finalmente, se probaba la velocidad en la transmisión de los datos, lo que de acuerdo con la JCE se cumplió de manera satisfactoria.

Ojalá los partidos “lleven guto”...

+ Leídas