Puntos de acuerdo

Cualquier nación que desee progresar tiene que ponerse de acuerdo sobre algunos puntos esenciales.

No estamos hablando solamente de los grandes temas sobre los cuales la discusión puede ser larga y pesada, sino sobre los puntos sencillos en los que es muy difícil, a menos que se tenga un interés, no estar de acuerdo.

Por ejemplo, los temas de salubridad alimentaria. Nadie en su sano juicio puede oponerse a que los restaurantes y puestos de comida sean sometidos a control de las autoridades sanitarias. El “padrefamilismo” no puede estar por encima de la salud de la gente.

Del mismo modo, tiene que aceptarse que la ley es igual para todos. Las autoridades no pueden tratar diferente a un pobre de un rico. A ambos debe tratársele con cortesía o con dureza según su conducta.

Igualmente, tiene que haber un acuerdo sobre el respeto a la autoridad y muy graves penalidades para las autoridades si abusan de su poder. En este punto, policías y jueces deben estar en sintonía para no permitir irrespeto a la autoridad. Con acuerdos así, comenzaremos a caminar por el camino correcto.

+ Leídas