20170717 https://www.diariolibre.com

Los políticos, al parecer, no las tienen todas consigo en la Marcha Verde, y si bien se cuelan se nota que no están nadando en sus aguas. Incluso, hubo uno que abandonó a medio camino, y las malas lenguas dicen que no fue que se cansó sino que lo estaban importunando. En el caso de Tonty Rutinel daba la sensación de ser un parche mal pegado, pero no le importó y desfiló de principio a fin, demostrando gran forma. En Nueva York por poco suena la galleta por una foto de Hipólito, pero todo quedó como chisme entre perremeístas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese