20170928 https://www.diariolibre.com

Nuestro país es agredido continuamente por huracanes y en lugar de prepararnos continuamos cometiendo los mismos errores. Para evitar daños por vientos no se puede construir techos de zinc y mucho menos viviendas con madera. Lo que me asombra es que el gobierno cometa la estupidez de reconstruir las viviendas afectadas con estos mismos materiales. Para evitar los daños por agua es necesario establecer un programa de adecuación de cauces de ríos, arroyos y cañadas para que los mismos tengan capacidad de conducir el agua sin desbordarse y prohibir la ocupación y construcción cerca o en el cauce de ríos, arroyos y cañadas.

Camilo Cury

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese