20180827 https://www.diariolibre.com

“¿Otra ley para regular el trabajo doméstico? Mala idea. El propósito de las organizaciones nacionales e internacionales detrás de este proyecto no es más que otra manera de seguir empujándonos hacia una República Dominicana de Haití.

Una gran cantidad de los que empleamos domésticas no somos empresarios millonarios ni empleados extranjeros que reciben salario en euros o en dólares ni tampoco ganamos los salarios ni los viáticos de legisladores y ministros.

Con nuestro salario hacemos el sacrificio de emplear domésticas porque muchos tenemos niño pequeños y nuestras esposas trabajan o estudian.

Es cierto que hay patrones que abusan de sus trabajadoras con horarios abusivos y poca paga. Todo lo que el ministerio de Trabajo debe hacer es abrir una línea de reclamos con arbitraje y así dar voz a este segmento de trabajadores.

Tener que gastar mas dinero envolvería que tengamos que despedir nuestras domésticas o contratar a tiempo parcial.

Mi trabajadora doméstica recibe doce mil pesos mensuales, dos semanas de vacaciones y su salario trece antes del 24 de diciembre. Si se enferma le doy el día libre y no se lo rebajo de su sueldo, y cuando se ha enfermado le he comprado sus medicamentos y no se los he rebajado de su salario. Desayuno y comida garantizada (y come lo mismo que nosotros) y a las 5 pm nosotros la atacamos para que pare de trabajar y se vaya a su hogar. Y lo hago por humanidad y porque ella se ha ganado nuestro respeto. Sin embargo, si una ley me obliga a gastar mas dinero del que mi familia puede, tendría que despedirla.

¿De donde es que esas organizaciones internacionales, y cualquier diputado y senador que los apoye, creen que los mas sufridos de este país (clase media) sacamos nuestro dinero?

Ángel Fani

Diario Libre se reserva el derecho de publicar, extractar o resumir las cartas. No se mantendrá correspondencia con sus autores.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese