20180630 https://www.diariolibre.com

Es para usted en nombre de Dios/Es para el maestro con amor/Es para usted que nos guió/Ni la luna ni el cielo/ni el mar siquiera lo podrá igualar/Y las estrellas se lo cantarán al maestro con amor”. El maestro de esas letras, tema de la película Al maestro con cariño que con tanta gracia cantara Lulu Frieda, no refleja al maestro dominicano de hoy, de poca vocación y ternura, y más materialista. Incluso, y debido a un sindicalismo mal practicado, es el que menos aporta al salto de calidad que amerita nuestro sistema educativo. Pero en su día, no es justo que se le cargue toda la culpa y que se le niegue un merecido reconocimiento, porque el docente dominicano, en su gran mayoría, está repleto de buenas intenciones.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese