20180906 https://www.diariolibre.com

Como estamos en campaña y hay almas que salvar, algunos políticos prometen de todo, sin importar que a simple vista luzca improbable o que no se sepa de dónde sacarán los “cuartos” para saldar lo que afirman. Dos ejemplos. El de Domínguez Brito, que aboga por que el salario mínimo de un policía ande por los RD$70 mil, y Abinader, que anuncia que lo pondrá en US$500 (unos 25 mil pesos), esto en un país donde el salario mínimo mayor es RD$15,447.60, y el menor RD$9,411.60. El sueldo de un policía es de miseria, algo que se tiene que resolver si aspiramos a que inspire confianza y a una efectiva protección. Pero dignificar y defender su labor debe estar exento de exageración, de demagogia y de politiquería barata.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese