20180517 https://www.diariolibre.com

Como dominicano hay que desear que el laureado escritor Junot Díaz salga lo mejor librado de las acusaciones de acoso y violencia sexual, porque de lo contrario sería una gran vergüenza, pues las imputaciones que le hacen son exactamente lo contrario de lo que predicaba, con lo que a los ojos del mundo sería un gran simulador. En mi cuenta personal guardo un acumulo en su contra, cuando aceptó impasible en junio de 2015 durante un debate en Miami la versión de que en el país hay campos de concentración para haitianos, y por el contrario mandó a callar a una señora que protestó. Luego lo observé pasearse sonriente por nuestra Ciudad Colonial, sin antes sacar tiempo para visitar los lugares donde estaban esos guetos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese