Generales sin tropas

En las Fuerzas Armadas es excesiva la cantidad de generales sin batallones a su mando. Lo mismo pasa en los partidos, en los que abundan dirigentes que son inorgánicos. Lo que mejor ilustra a ese tipo de generales sin tropas de nuestra partidocracia es cuando se mudan de un partido a otro, al que llegan solos; pero eso sí, en medio de una gran fanfarria. A propósito de los que piensan saltar de su partido actual a otro, les digo que no tienen que huir ahora. La ley dice que si pierden en las primarias de su partido no pueden candidatearse por otro. Si pierden, no si se postulan. Pero mi consejo al candidato a tránsfuga es que ejerza temprano la opción de poner pies en polvorosa si le reservan su candidatura a un intruso.

+ Leídas