Gonzalo se veía llegar

Se cumplió lo del evangelio: los últimos serán los primeros. Gonzalo victorioso pese a que, lo que también es bíblico, “trabajó menos que los que soportaron el peso del trabajo y el calor durante toda la jornada”. Pero si de implorar al Señor se trata, a los que perdieron recomiendo humildad, que no se sientan humillados y que desarrollen conciencia de sus propias limitaciones y debilidades, de lo que ya han dado indicios, algo a cumplimentar con su integración al próximo objetivo del danilismo: derrotar a Leonel en octubre, tamaña y nada despreciable tarea al disponer Gonzalo de menos de un mes para adversar a un tres veces presidente, con cerca de dos años en campaña y que a la vez es el líder de una parte del partido.

+ Leídas