Izquierda sin vía definida

Un día como hoy, 12 de enero, pero de 1972, cayeron abatidos en cuevas de la autopista Las Américas los cuatro principales dirigentes del grupo Los Palmeros, uno de los últimos reductos de los que preconizaban la lucha armada para derrocar a Joaquín Balaguer. Amaury y sus acompañantes abonaron con su sangre las ideas que profesaban, y esas muertes, sumadas a las de Caamaño y sus guerrilleros un año después, sepultaron un camino, el armado, y con él una etapa que no tenía asidero en la realidad. Los izquierdistas del patio, rotas las banderas del aventurerismo y la acción clandestina, han ensayado sin éxito en el terreno de la legalidad, pero hoy están huérfanos. No tienen nada a mano, ni siquiera héroes a los cuales venerar.

+ Leídas