Los medios y sus empleados

La semana pasada el Grupo Televisa de México despidió al periodista Ricardo Alemán por haber retuiteado en su cuenta el mensaje de un tercero que inducía a la violencia contra el candidato López Obrador. “Estamos obligados a dar por terminada la relación laboral con el periodista”, dijo la empresa en un comunicado. Televisa no lo pensó dos veces porque estaba en juego su credibilidad, lo que remite a que la responsabilidad de los propietarios de medios no se circunscribe a sentirse legitimados por la calidad de las informaciones que sirven. Su compromiso con la sociedad abarca más, al punto de que no pueden ser ajenos a la conducta pública de sus empleados. Lo de Televisa-Ricardo Alemán es ejemplo de ética y de respeto a su público, un tipo de medida que aún no llega a los medios dominicanos.

+ Leídas