20180809 https://www.diariolibre.com

En las últimas semanas se han dinamizado las iglesias con su oposición a que se despenalice hasta el aborto terapéutico. Por la pasividad que muestran los legisladores es probable que, como ocurrió la última vez, dejen a los sectores mayoritarios de la sociedad disgustados. Nuestros congresistas deben abandonar su ambigüedad y dar un paso al frente y votarlo con las tres causales, sobre lo cual ya existe consenso, exceptuando a los más recalcitrantes. No simpatizo con la idea de excluir la figura del aborto del texto del Código Penal como plantean algunos, e incluirla en una ley especial. Sería una manera vergonzante de no dar la cara a la realidad y a la ciencia, para complacer a los retrógrados y oscurantistas.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese