×
Compartir
Secciones
Última Hora
Podcasts
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

VIDEO | Décadas de data meteorológica serán insumo de simulador para gestión de emergencias climáticas

Expertos buscan impulsar recursos tecnológicos para mitigar efectos de eventos extremos en el país

La incidencia de eventos meteorológicos más extremos y la necesidad de generar escenarios que fortalezcan las acciones preventivas ante estos fenómenos sirvieron de motivación a un grupo de académicos y especialistas en gestión de riesgos para impulsar un simulador con inteligencia artificial que analice datos meteorológicos de República Dominicana, recolectados durante décadas. 

El proyecto, que tendrá una duración inicial de un año, se centrará en la provincia Santo Domingo, contará con un simulador que trabajará con machine learning, un elemento con el que los investigadores buscan tener un sistema que aprenda y otorgue soluciones.  

Ulises Jáuregui, profesor del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec); Juan Salas, director de la Defensa Civil, y Yanelba Abreu, especialista en gestión de proyectos de cooperación internacional, explicaron a Diario Libre que el proyecto se originó en una de las clases del doctorado de Ciencias Ambientales de la academia.  

Sin escenarios 

"Nos dimos cuenta que no tenemos cómo crear esos escenarios de riesgos previamente para poder prepararnos de manera adecuada", sostuvo Abreu. 

Al citar los efectos de fuertes lluvias en el país durante el mes de mayo, el director de la Defensa Civil dijo: "Ya la temporada ciclónica no es la preocupación que tenemos los dominicanos (...) tenemos que prepararnos todo el año". Agregó que esta herramienta permitirá a los organismos competentes contar con los recursos tecnológicos para reducir los impactos a los que el país está expuesto.

Expandir imagen
Infografía
Ulises Jáuregui, Yanelba Abreu y Juan Salas, investigadores del proyecto. (NEAL CRUZ/DIARIO LIBRE)

Cincuenta años de data como insumo 

Salas indicó que será integrada a la iniciativa la Comisión Nacional de Emergencia y que el simulador funcionará con el Sistema Integral Nacional de Información (SINI), que recopila todas las informaciones de las emergencias que se generan diariamente. 

En ese sentido, Ulises Jáuregui indicó que en el país existe una importante base de datos acumulada de los eventos meteorológicos, la cual  ha sido recolectada durante 50 años. 

Explicó que la primera base del simulador "es la acumulación del conocimiento, relacionado con la información meteorológica, con qué ha pasado en cada una de las zonas, cuáles son las áreas inundables, dónde ha habido más pérdidas materiales y humanas".

El investigador del Intec dijo que para el desarrollo del simulador partirán de conocimientos ya existentes, de modelos realizados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, además de las experiencias de investigadores de la Universidad de La Habana, que colabora en la iniciativa a través del profesor Antonio Torres. 

Atención a las comunidades 

Jáuregui señaló que durante el desarrollo del simulador observarán escenarios con determinados eventos a nivel regional, para luego pasar a una fase más difícil para los investigadores, que es modelar lo que podría pasar a nivel local. 

"El simulador tiene también la misión de dar respuesta ante un fenómeno adverso que podamos predecir que va a ocurrir en 24 o 72 horas, pero también tiene una perspectiva a largo plazo, de 30 o 40 años", sostuvo el docente. 

El proyecto abarca el estudio de escenarios sobre cómo actuar ante el impacto de fenómenos extremos en comunidades vulnerables. Yanelba Abreu indicó que con esta tecnología sería posible la canalización rápida de información para la toma de decisiones en casos en los que se requiera decidir sobre cuáles comunidades atender primero a la hora de una emergencia, como una inundación. "Incluso para decir cuánto personal debemos tener en las instituciones de respuesta, tenemos que partir de un escenario, de un modelo", sostuvo. 

La información que no se recoge 

Los investigadores citaron otro reto que enfrenta la iniciativa relacionado con aquellos datos que no son recolectados, una información que, según indican, es esencial para "pasar a niveles superiores" en la investigación.

Sobre estos datos, el director de la Defensa Civil, Juan Salas mencionó la necesidad de saber cómo se manifiesta en el territorio el acumulado de lluvias, "cómo nuestros ríos se han afectado, cómo nuestras cañadas y asentamientos humanos han estado creciendo, eso ha creado una distorsión en ese recorrido que tienen nuestras aguas". 

Expandir imagen
Infografía
Buscan saber cómo se manifiesta en el territorio el acumulado de lluvias. (DANIA ACEVEDO/DIARIO LIBRE)

Planificación urbana 

Una de las tareas que los investigadores pretenden añadir a largo plazo al simulador con inteligencia artificial es un soporte para la planificación físicas de las ciudades. 

Al explicar la motivación de esta tarea, Jáuregui explica: "Cada vez que tienes que hacer un parque o un edificio no se respeta el área verde filtrante; no nos damos cuenta que la tierra filtra el agua cuando llueve". 

"Si donde hay un suelo usted pone una superficie gris, que no deja que filtre el agua, entonces tenemos un problema, porque con menos milímetros de agua que caiga hay más riesgos de inundación", aseguró el docente, que instó a "pensar en grande y a largo plazo" en una planificación orientada en el respeto a las nuevas construcciones. 

Sobre el tema, el director de la Defensa Civil, Juan Salas, sostuvo que en el país hay una población muy vulnerable, "en zonas donde nunca debieron estar".  

El proyecto será impulsado con financiamiento de la Coalición para el Desarrollo de Infraestructuras Resilientes a los Desastres (CDRI, por sus siglas en inglés), con sede en la India.

TEMAS -

Egresada de la UASD de la carrera de Comunicación Social, mención Periodismo. Ha participado como colaboradora en programas radiales y como periodista en El Nuevo Diario y Diario Libre.