Discrepancia entre sectores respecto al uso medicinal de marihuana

  • Aspecto cultural divide a congresistas y médicos
$!Discrepancia entre sectores respecto al uso medicinal de marihuana
Uno de los productos que se venden en el país.

El uso de la marihuana con fines medicinales sigue generando discrepancias entre distintos sectores dominicanos, y abre el viejo debate en torno a si se debe o no despenalizar el consumo de esa droga en el país.

Tanto congresistas como médicos se refirieron al tema tras la publicación de una investigación de Diario Libre en la que se determinó que la marihuana (cannabis sativa L) es usada y vendida en República Dominicana pese a las disposiciones de la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas que prohíben el uso, cultivo o comercialización de esas plantas o cualquiera de sus variedades en todo el territorio.

El reportaje publicado en el día de ayer, bajo el título: “La marihuana medicinal burla los controles oficiales”, describe cómo muchos dominicanos, incluidos médicos y pacientes, han decidido jugárselas para adquirir algún tipo de esa hierba, sobre todo el aceite, sea comprándola en el país o burlando los controles aduaneros para importarla.

Para el exministro de Salud Pública y actual senador por la provincia Hermanas Mirabal, Bautista Rojas Gómez, República Dominicana no está culturalmente preparada para usar esa droga. Entiende, además, que en el país existen medicamentos menos adictivos que la marihuana.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es la principal sustancia psicoactiva de los muchos compuestos que contiene el cannabis, mientras que el cannabidiol (CBD) también está presente, pero no tiene propiedades psicoactivas.

Esto ha llevado a muchos países donde el uso de la marihuana es legal, a promover el uso y comercialización del CBD. En el país se encuentra sobre todo el aceite de cáñamo, otra variante del cannabis.

“Sabiendo el concepto que tiene la población de la marihuana, pues aquí no se concibe como un medicamento, sino con un alucinógeno... Aquí no se tiene cultura del uso de morfina como alucinógeno, la cultura que hay no es para eso que se utilice, entonces, yo creo que ese tema nosotros todavía tenemos que darle un poco más de conocimiento”, dice el senador por la Fuerza del Pueblo.

El doctor teme que se comience con la marihuana y después se quiera liberar otras drogas.

Amado Díaz, diputado de la provincia Santo Domingo por el oficialista Partido Revolucionario Moderno, sí favorece el uso medicinal, el que cree es ya una obligatoriedad ante los usos probados de esa droga en padecimientos de salud. En lo que no está de acuerdo es en la legalización del uso recreativo, pues también es de lo que considera que el país no está preparado.

Pero José Horacio Rodríguez, diputado del Distrito Nacional por Alianza País, entiende que poner la excusa de la falta de cultura podría justificar el impedimento a cualquier cambio en la sociedad.

“Favorezco que descriminalicemos el consumo de marihuana y nos enfoquemos en impulsar políticas de prevención y salud pública para tratar los casos de adición”, manifestó.

El también congresista Máximo Castro Silverio, diputado por el Partido Reformista Social Cristiano, expresa una posición más neutral. Entiende que debe ser un tema regulado por el sistema de salud, para que sean sus autoridades quienes digan el tipo de uso que se le debe dar a la marihuana. En lo que sí está a favor es en que se apruebe una legislación sobre el tema.

Desde una visión de salud, el pasado presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, es de los que cree que el país debe ponerse a tono con la ciencia y que, si ésta dice que se use, entonces se debe hacer. Considera que no se trata de un tema de cultura, sino de salud, y puso de ejemplo la pandemia del COVID-19 de la que dijo, tampoco había cultura y les llegó a todos.

Pero Roa dice que, ante todo, debe primar la legislación. “Esto se tiene que ver con pinzas para que no se festine su uso, sino que sea para aquello que dice la ciencia. Estoy totalmente de acuerdo con que se use la marihuana medicinal, pero regulado por el Estado”.

En tal sentido, criticó que, como narra la investigación de este medio, haya personas que la usen violando las leyes nacionales que lo prohiben.

Fuera de la Lista IV

Siguiendo las recomendaciones que hizo la OMS, la Comisión de Estupefacientes de la ONU eliminó el cannabis de la Lista IV de la Convención Única de Estupefacientes de 1961, abriendo la puerta al reconocimiento del potencial medicinal y terapéutico de esa droga, que figuraba junto a opioides adictivos y letales.

20210223 https://www.diariolibre.com

+ Leídas