BIENESTAR
| 17 MAY 2017, 12:00 AM

Kiva vs Bullying


Kiva viene de la unión de las palabras “Kiusaamista Vastaan”, en finlandés, “contra el acoso escolar”.
Kiva viene de la unión de las palabras “Kiusaamista Vastaan”, en finlandés, “contra el acoso escolar”.
20170517 https://www.diariolibre.com

Kiva viene de la unión de las palabras “Kiusaamista Vastaan”, en finlandés, “contra el acoso escolar”. Gracias a esta propuesta, Finlandia está erradicando el bullying en el 90% de sus escuelas de educación básica. Y, su éxito es tal, que ya es una herramienta imprescindible a la hora de valorar y escoger un colegio en ese país. Desde el inicio de la aplicación del método en el año 2007, Finlandia ha erradicado el acoso de sus escuelas en 80% y va disminuyendo rápidamente en el 20% restante.

¿Por qué?, porque se dieron cuenta, de que el motor que anima al acosador es el reconocimiento de su acoso por parte los testigos pasivos con sus risas y burlas. Cuando esto no sucede, el estímulo desaparece. Una vez que se identifica en la escuela una situación de acoso, un equipo entrenado trabaja siguiendo un protocolo que incluye a la víctima, al acosador y a los testigos por separado, sin enfrentarlos. Y, cuando el acosador no siente el apoyo de los demás, el asunto no se le hace tan divertido. Esta es solo una de las variables del método.

Kiva también tiene un componente de prevención que es fundamental, en el que participan todos los estudiantes, maestros, padres etc., con talleres, lecciones y actividades durante 45 minutos dos veces al mes, y donde se tratan aspectos generales del problema, no los casos particulares. Es una especie de concienciación del problema, para su identificación temprana.

Porque el acoso escolar, es un problema de salud pública mundial, que no discrimina razas o estatus social. Es una causa importante de enfermedad psicológica y orgánica, angustia, estrés y suicidios. Por lo tanto, el bullying debe ser erradicado, para que el niño y el adolescente vean la escuela y el colegio como un lugar acogedor y amigable donde encontrarán las herramientas para su desarrollo, en vez de rechazarlo. Kiva se aplica ya en unos 20 países de Europa. También en Argentina, Chile, Colombia y Perú. Qué bueno sería que en nuestro país, el Ministerio de Educación y los colegios privados también lo comiencen a aplicar. Porque hay evidencias de que el problema se puede resolver, después de tantos años por encontrar una solución eficaz.

El autor es pediatra. Puede hacer sus preguntas

por email a marcosdiazguillen@gmail.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese