Retrospectiva del cine dominicano en La Habana

  • Unas 26 películas, entre cortos y largometrajes, se ven en la muestra dedicada al cine de RD
Denise Quiñones y Manny Pérez, en La soga.
SD. La Habana es, por estos días, centro de atención -como cada año- debido al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

El evento estuvo precedido por pataletas del presidente del festival, Alfredo Guevara ("de aquí hay que sacarme con tanques") y con la retirada de sus filmes de los cineastas cubanos Eduardo del Llano (largometraje "Vinci"), y de Enrique Colina (documental "Los bolos en Cuba y una eterna amistad", refiriéndose a la presencia soviética durante décadas).

Además de las cintas en concurso, en la Sección Oficial del festival se encuentra en programa "Latinoamérica en Perspectiva", que incluye, entre otros recorridos por las cinematografías de República Dominicana, Puerto Rico y de los latinos en Estados Unidos, entre otras.

Cinco años después de la primera retrospectiva hay 26 obras en pantalla, encabezadas por "Jean Gentil"; "Hermafrodita"; "La soga"; "Trópico de sangre" y "La hija natural".

Según describió desde La Habana, vía telefónica para Diario Libre, Omar de la Cruz, director del Festival de Cine de Funglode, el sábado fue vista en La Habana "La hija natural", de Leticia Tonos. "Se llenó el cine Rivera en un 95 por ciento. A la gente le gustó. Y lo más interesante, hasta los chistes los entendieron".

Alberto Ramos, redactor de la web oficial del festival, escribió sobre la presencia dominicana: "piénsese que en más de un siglo de cine, República Dominicana no había conseguido superar su precaria condición de «cenicienta cinematográfica» . Y destacó que en los veinte años que siguieron la muerte de Trujillo se realizaron apenas tres largometrajes, separados entre sí por una década: "La silla" (1961), de Franklin Domínguez, "Enrique Blanco" , de Jerónimo Mitchell (1973) y "Johnny, el motoconchista" (1983), de Ramón Domínguez. Menciona entonces un período de transición, inaugurado por "Un pasaje de ida", y el éxito popular de comedias como Nueba Yol (Ángel Muñiz, 1995).

El presente

El comentario destaca que "El momento presente se distingue por un promisorio auge productivo, un notable desarrollo en el área de formación -dado, en buena medida, por las nuevas generaciones egresadas de centros de excelencia como la EICTV y la democratización de los medios provista por la revolución digital-, así como la consolidación de varias direcciones temáticas que en algún modo identifican al cine quisqueyano y están representadas en esta muestra. Al respecto, bastaría mencionar la revisión y recreación de la historia, en particular del trujillismo y sus secuelas - Trópico de sangre, Mañana de palos, Papá está en el cielo; Bosch, presidente en la frontera imperial; Máximo Gómez, hijo del destino -; la numerosa e influyente presencia haitiana y su inserción en el tejido social del país - Jean Gentil , filme seleccionado por la prestigiosa Orizzonti Venezia, y donde sus directores Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas refinan su poética minimalista, de una fuerte impronta documental-, así como la compleja situación de la emigración y las comunidades de la diáspora latina, marcadas por el desarraigo y la violencia - La soga, A cien mil.

"El panorama es excitante, tal vez como nunca lo había sido: darle la bienvenida al cine dominicano actual es apostar por un futuro cargado de buenos augurios", escribió Ramos.

Otros filmes dominicanos

Además de las cintas mencionadas, en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, se muestran "Las luciérnagas"; "Bosch: Presidente en la frontera imperial"; el cómic "3 al rescate"; los cortos "A cien mil"; "Bajo la sombra de la sangre"; "Etéreo"; "Iguales"; "Indiferencia"; "La mancha indeleble"; Los amos"; "Mañana de palos"; "Papá está en el cielo"; "Pedro de Bella Vista y su sueño"; "Prenda"; "Récord" e "Ysrael"; así como el filme "Lotoman".
20111205 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas