Síndrome o trastorno de Asperger

Puede hacer sus preguntas al pediatra al e-mail: marcosdiazguillén@gmail.com

Es una condición mental y conductual que forma parte del espectro autista, sin ser autismo. La persona afectada, tiene dificultad para interactuar socialmente y sin que presente retraso mental o trastornos del lenguaje. Aunque tiende a aparecer en edades tempranas, sus características se hacen notorias en fases más tardías del desarrollo, cuando la interacción social es más demandante.

La denominación "síndrome de Asperger" la usó por primera vez la psiquiatra inglesa Lorna Wing en 1981, llamándole así, en honor al trabajo de Hans Asperger psiquiatra y pediatra austríaco, quien lo había descrito en 1943. Pero dicho trastorno sólo se reconocería como una entidad clínica en la década de 1990 cuando fue incorporado en el manual de diagnóstico y trastornos mentales (DSM IV) en su cuarta edición de 1994. Asperger describió el síndrome basado en las observaciones de cuatro niños, pacientes en los que encontró dificultad para la integración social. Estos niños, no podían demostrar empatía con sus compañeros, eran algo torpes físicamente, pero muy prolíficos en su lenguaje verbal.

Los niños con Asperger tienen en común ser incapaces de leer entre líneas, no pueden entender las implicaciones ocultas de un mensaje verbal directo, y no saben interpretar lo que cualquier otro niño de su edad entendería fácilmente. En otras palabras, si la maestra le preguntara a un niño con Asperger que no entregó su tarea, ¿qué pasa, fue que tu perro se comió tu tarea?, podría contestarle que su perro no come papel o quedarse pensativo y decirle, "sabe profe, que mi papá se compró un carro nuevo". Si la profesora o el colegio desconocen la realidad de ese niño, podrían tratarlo como a un alumno retrasado, arrogante o irrespetuoso y hasta castigarle. De ahí la necesidad de diagnosticar estos casos, para prestarle atención especial y una enseñanza personalizada, porque no son niños retrasados, más bien, muchos de ellos son inteligencias privilegiadas.

Los niños con Asperger suelen manifestar obsesión por asuntos específicos como la aviación, astronomía, las computadoras o las carreras de autos etc., y a muy temprana edad pueden llegar a dominar tan bien el tema de su interés que Hans Asperger les llamó mis "pequeños profesores", porque con diez o doce años de edad podían manejarse con la categoría de un profesor universitario. Este síndrome, deberá diagnosticarse a tiempo, y el niño ser tratado como un alumno más, en colegio y escuela regulares, pero con una atención personalizada, porque son personas normales, solo que fallan en su interrelación con los demás, pero que irán madurando y mejorando con el tiempo.

20121029 http://www.diariolibre.com

+ Leídas