“Los dominicanos en el exterior tenemos los mismos derechos que los de acá”

  • La diputada Adelis Olivares tiene ocho años como diputada de ultramar y quiere seguir cuatro años más
$!“Los dominicanos en el exterior tenemos los mismos derechos que los de acá”
Adelis Olivares Ortega, diputada de ultramar.

La dominicana Adelis Olivares emigró en 1985 a Carolina, Puerto Rico, por razones familiares. Allá comenzó a trabajar como cajera en una panadería. Hizo una pausa laboral y años más tarde instaló un salón de belleza y una floristería, que con el tiempo vendió.

Se inmiscuyó en servicios comunitarios y abrió dos hogares de atención a la salud mental. También, se vinculó a la política y ahora busca reelegirse para ser diputada de ultramar en un tercer periodo y seguir representando a una diáspora que –asegura– el Gobierno dominicano no le devuelve en función de lo que aporta a la economía.

Lo de ser diputada no estaba en sus planes, dice Olivares a Diario Libre USA. Tampoco buscar una tercera postulación para representar la Circunscripción 2, es decir, a los dominicanos residentes en Miami, Curazao, Panamá, San Juan, San Martin, Caracas, y otros territorios circundantes, que suman 117,866 electores en el padrón de las elecciones del próximo 5 de julio.

“Las condiciones en que viven los dominicanos en el exterior (en las islas) son infrahumanas. Cuando visito esas islas salgo deprimida, lloro”, dice Olivares, al referirse también a Aruba, Saint Tomas, Antigua, Tortola, Guyana Francesa, Turcas y Caicos, entre otras.

En abril pasado, la legisladora sometió en la Cámara de Diputados una resolución en la que recomienda al presidente Danilo Medina incluir a la diáspora en el programa de ayuda gubernamental por el estado de emergencia ante el coronavirus, pero no se ha aprobado.

La diputada Olivares durante una sesión de la Cámara de Diputados durante la pandemia del COVID-19. Es también vicepresidenta de la Comisión Permanente de Relaciones Exteriores del hemiciclo.
La diputada Olivares durante una sesión de la Cámara de Diputados durante la pandemia del COVID-19. Es también vicepresidenta de la Comisión Permanente de Relaciones Exteriores del hemiciclo. ( )

Olivares, de 57 años, viene de una familia perredeísta. Es hermana del exmiembro del Pleno de la Junta Central Electoral (JCE), Eddy Olivares.

En Puerto Rico se integró a la seccional del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y al activismo por la comunidad dominicana en esa isla.

Hoy pertenece al Partido Revolucionario Moderno (PRM), por cuya organización se repostula para la diputación de ultramar y se enfrenta a otros 22 candidatos que procuran llenar las dos plazas para la Circunscripción 2.

La diputada Olivares con el candidato presidencial por el PRM Luis Abinader a la derecha.
La diputada Olivares con el candidato presidencial por el PRM Luis Abinader a la derecha. ( )

La legisladora fue de los primeros siete diputados de ultramar elegidos en 2012 para el Congreso Nacional, una figura establecida en la reforma constitucional de 2010 para representar a los dominicanos que residen en el exterior, que superan los 2 millones de personas. Se reeligió en 2016 con 11,646 votos.

Su tiempo lo pasa entre la República Dominicana y los territorios de la circunscripción. Desde agosto de 2016 hasta abril de 2020, asistió a 194 sesiones de la Cámara de Diputados, presentó excusa en 112 y en tres está registrada como ausente, según consta en el sistema legislativo.

“En ocasiones he durado dos meses sin ir a mi casa (en Puerto Rico) y me he juntado con mi esposo quizás en un aeropuerto”, dice.

“Somos utilizados”

La diputada entiende que el Gobierno dominicano no devuelve a la diáspora en función de las remesas que anualmente envía al país, que el año pasado superaron los US$7,000 millones, según el Banco Central. “Solamente somos utilizados cuando se necesita la ayuda”, asegura.

Considera que ha sido difícil impulsar en el Congreso Nacional proyectos en beneficio de la comunidad dominicana que reside en el exterior.

“Tenemos aprobado hace más de un año un bono de tierra para un proyecto habitacional para los dominicanos del exterior y ha sido imposible que el presidente (Danilo Medina) lo haya tomado en cuenta; solamente es asignar el lugar y de esa manera trabajarse”, dice.

En la Cámara de Diputados se aprobó en 2018 una resolución propuesta por Olivares mediante la cual se recomienda al presidente de la República instruir al Consejo Estatal del Azúcar a fin de facilitar una porción de terreno para la construcción del proyecto habitacional del dominicano residente en el exterior.

“Tenemos más de 20 proyectos depositados de los que he sido proponente, aparte de más de 200 iniciativas que tenemos trabajadas con otros diputados, en las que soy coproponente”, resume.

Los siete diputados de ultramar coinciden en las propuestas para la diáspora, y han unificado proyectos para temas como la repatriación de cadáveres o un observatorio de investigación para el dominicano en el extranjero.

Propusieron un proyecto para un seguro médico y otro de repatriación gratuito, incentivos educativos y de viviendas, entre otros beneficios, que fue aprobado en el Congreso, pero finalmente el Gobierno optó por crear el Instituto del Dominicano en el Exterior (Index), una estructura institucional, creada en 2015 mediante decreto, bajo la coordinación del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pero Olivares entiende que el Index no cumple su misión y entre sus planes para una nueva diputación está legislar para que este sea impulsado.

Ese Index hasta hoy lo que ha venido a ser es una nómina más para el Gobierno, donde ahí se han nombrado la mayoría de las personas que representan al canciller de la República, de su partido, y hasta ahora ahí no se está haciendo nada por el dominicano en el exterior.
Adelis Olivares Diputada de ultramar

En la nómina de mayo pasado publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, los salarios de los empleados en las oficinas del Index en Boston, Italia, Madrid, Miami, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania, Puerto Rico, Venezuela, Washington y Panamá suman US$122,040 (unos RD$6.6 millones).

Otro de los planes de Olivares es que se apruebe un proyecto que depositó hace cinco años para que se reduzcan los impuestos a los boletos aéreos. También, que se unifique el criterio para el precio de los pasaportes y que se apruebe la creación de un museo itinerante que exhiba en el exterior la cultura criolla.

Procurará para un nuevo periodo que finalmente se apruebe un seguro gratuito de repatriación por muerte, que esté incluido en la renovación del pasaporte. Esta propuesta la entiende pertinente a pesar de que el Gobierno puso en vigencia en 2017 a Cielo RD, un servicio consular que incluye la repatriación a la República Dominicana en caso de fallecimiento.

“Cielo RD ahora cuesta 50 dólares o 50 euros, donde se trabaja con euros, y hasta ahora son muy pocos los que se han acogido a ese seguro porque, cuando tú les hablas de 50 dólares, pues ellos entienden que es mucho dinero”, dice Olivares.

Defiende la necesidad de diputados de ultramar

La Cámara de Diputados la componen 190 legisladores. Hay sectores que cuestionan la necesidad de que entre estos haya siete diputados de ultramar. De hecho, son 79 los candidatos que buscan ganar una de esas siete plazas en las elecciones del 5 de julio. Ante esto, Olivares sale a la defensiva.

“No es una pérdida, no es un cargo más para la economía, porque de lo mismo que nosotros enviamos en remesas, de eso mismo se consume en lo que conlleva el diputado de ultramar. Nosotros no tenemos un presupuesto adicional a los diputados de aquí”, agrega.

En su última declaración jurada de patrimonio, Olivares indicó que su salario bruto como diputada de ultramar es de RD$175 mil, además recibe RD$80,094 por gastos de representación y dieta.

Los dominicanos que residimos en el exterior somos una población muy importante y tenemos los mismos derechos que los dominicanos de acá, aunque muchas veces nos tratan como extranjeros cuando llegamos acá, pero tenemos los mismos derechos, y la mayoría no nos desconectamos del país.
Adelis Olivares Diputada de ultramar

Entre las necesidades de un legislador de ultramar Olivares cita gestiones para defender a la diáspora, como la vez que se involucró en la defensa de una empleada doméstica dominicana acusada de homicidio en Puerto Rico, que luego fue declarada inocente.

También otro caso de una dominicana en Miami acusada de un desfalco al seguro social. “Logramos también que saliera en libertad”, dijo.

Los dominicanos residentes en el exterior pueden votar el próximo 5 de julio por el presidente y vicepresidente de la República y los siete diputados de ultramar. Aún hay territorios que no han garantizado que la diáspora pueda votar debido a las medidas de distanciamiento físico impuestas por la pandemia.

La JCE, por ejemplo, dispuso que los votantes empadronados en Venezuela sufraguen en Curazao, implicando esto trasladarse en condiciones de pandemia y de crisis económica. Olivares está consciente de que esto puede afectar su reelección.

“Va a haber menos votos. Hay personas que se van a abstener de ir a votar, y en el caso de Venezuela, sus derechos también han sido vulnerados, porque no hay manera de que los dominicanos residentes en Venezuela vayan a Curazao a menos que el presidente de la República tome un avión y pida los permisos necesarios”, dice.

_____

*Escríbanos sus inquietudes, sugerencias y comentarios a redaccionusa@diariolibre.com.

20200608 https://www.diariolibre.com

+ Leídas