Deportes|01 dic 2012, 12:00 AM|1|POR Nathanael Pérez Neró

Peloteros serán afectados con fin de impuestos de la era Bush

El impuesto federal pasará de 35% a 39,6%; Pujols pagará US$90 millones de su contrato, en lugar de US$84 millones
A-Rod terminará cobrando alrededor de la mitad del dinero que desembolsan los Yanquis.

SANTO DOMINGO. Alex Rodríguez, el atleta con el sueldo más grande de la historia, donó la simbólica suma de US$250 para la campaña presidencial del pasado candidato republicano, Mitt Romney, el quarterback Peyton Manning aportó US$5,000 para la misma causa, mientras que Michael Jordan organizó una cena donde recaudó US$3 millones para el vencedor de la contienda, Barak Obama.

A-Rod y Manning (el tercer jugador mejor pagado de la NFL con US$18 millones) perdieron en su apuesta electoral, pero el gran revés es muy probable que comiencen a sufrirlos en sus desembolsos salariales a partir del próximo mes.

Cuando 2012 termine, expira la tasa impositiva aplicada por el ex presidente George W. Bush a partir de 2001 y que comprendía una década (terminó en 2011, pero Obama la prorrogó por un año), que frisó en 35% el impuesto federal a los ingresos anuales superiores a los US$250 mil.

El reelecto presidente estadounidense prometió en campaña que de ganar aumentaría del 35% al 39,6% y el debate comenzó esta semana en el congreso con los demócratas llevando la mayor ventaja. Romney no sólo prometía en su campaña dejar intacta la tasa de Bush, sino recortarla en un 20%.

Desde Jean Segura, que proyecta quedar entre los 25 hombres de los Cerveceros y ganar el mínimo (US$480 mil) hasta Alfonso Soriano, que devengará US$18 millones con los Cachorros, los peloteros dominicanos sentirán los efectos de las nuevas regulaciones, que buscan reducir el déficit fiscal estadounidense.

La inmensa mayoría de deportistas profesionales en los Estados Unidos devenga un salario anual que supera los US$250 mil, incluyendo el casi centenar de peloteros criollos. En la NBA, el promedio es de US$5 millones, en la MLB, US$3,3 millones; NHL, US$2,4 millones y NFL, US$1,9 millones.

Scott Boras, el agente más influyente del béisbol, presentó un estudio el mes pasado en la reunión de dueños en Indian Wells, California, donde explicaba cómo impactará en las finanzas de los jugadores las nuevas medidas impositivas.

De los US$29 millones que A-Rod ganará el próximo año, en lugar de los US$10,1 millones que el Tío Sam le tomaría con la estructura actual subirán a US$11,4 millones con la nueva.

El estado de Nueva York se quedará con otros US$1,2 millones por concepto del 8% de su salario de 81 días en El Bronx (US$14,5 millones). Esto no incluye otros impuestos que pagará en ciudades con gravámenes propios donde jugará fuera de Florida, Texas, Colorado y Washington, por lo que sus desembolsos brutos pueden llegar a superar los US$15 millones.

Los peloteros que serán más castigados son aquellos que pertenezcan a equipos californianos (Atléticos, Angelinos, Gigantes, Dodgers, Padres). Así, en el contrato de US$240 millones y 10 años de Pujols se contemplaba que pagaría US$84 millones en impuesto federal, pero ahora serían US$90 millones. El inicialista también pagará el 10,3% de cada dólar recibido en California, donde cobrará más del 60% del dinero.

NPerez@diariolibre.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.