grandes ligas|11 abr 2013, 12:00 AM|POR Nathanael Pérez Neró

Apenas el 2,6% de los peloteros firmados en República Dominicana llegó a Grandes Ligas

Los debutantes de 2012 duraron 7,7 campañas en las menores
Miguel Sanó necesitaría menos de cinco años para debutar.
Ver Todas las Fotos (2)

SANTO DOMINGO. La Major League Baseball (MLB) autorizó a los Astros de Houston disponer de US$11,6 millones para reclutar a los jugadores que seleccionará en el sorteo aficionado de los Estados Unidos de junio próximo, es decir 2,3 veces más que los US$4,9 millones que tendrá para invertir en sus fichajes en el resto del planeta en el periodo 2013-2014.

En el extremo, los Nacionales serán los más parejos con US$2,7 millones para sus fichajes domésticos y US$1,8 millones para el extranjero.

En el papel luce discriminatorio, injusto y desequilibrado. Pero las estadísticas dicen otra cosa, al comparar la cantidad de jugadores firmados en la Unión Americana y fuera que llegan a las Grandes Ligas.

El dato más reciente no ofrece avance en lo que respeta a los criollos. De cada 100 estadounidenses firmados, el 11,5 llegaron al máximo nivel, mientras que en el caso de los dominicanos, apenas el 2,6% lo logró.

De acuerdo con un reporte publicado por la revista estadounidense Mother Jones, de los 823 peloteros dominicanos que en 2006 participaron en la Dominican Summer League (DSL), sólo el 45,8% (370) pudo viajar a Norteamérica para jugar en la primera categoría de desarrollo (rookie o novato).

De ese total, apenas 199 (25%) llegó a Clase A, para Doble A la cifra bajó a 83 (10%), para Triple, a 49 (6%), y los que lograron debutar en el Big Show fueron 21 o lo mismo que el 2.6%.

En cambio, en ese mismo 2006 los estadounidenses que debutaron en rookie fueron 906. De ese grupo, el 68% (616) avanzó a Clase A, el 33% (298) a Doble A, el 24% (217) a Triple A y el 11,5% (99) aterrizó en las Grandes Ligas.

El bono promedio que recibieron los prospectos quisqueyanos firmados en 2005 fue de US$43,207. Es decir, que un jugador firmado ese año y que salió del escenario en 2010 llegando al máximo de Triple A, con dificultad pudo ganar US$200 mil en su carrera.

Según una investigación realizada por DL, a los 21 peloteros dominicanos que debutaron en Las Mayores en 2012 les tomó 7,7 temporadas en ligas menores, desde la DSL hasta aquellos que llegaron a Triple A.

Estas largas estadías, que en el caso de los criollos incluyó a cinco figuras, a quienes les tomó 10 campañas, encarecen los costos de los equipos en renglones que van desde salarios hasta hospedaje, incluyendo dietas, alimentación, enseñanza del idioma inglés, pago de personal técnico y viajes.

Edward Cabrera, un derecho de los Rockies quien firmó a los 21 años, fue el que más rápido llegó, al necesitar de "apenas" cinco campañas al nivel de desarrollo. NPerez@diariolibre.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.