ACTUALIDAD|21 dic 2012, 12:00 AM|2|POR Tania Molina, Redactora Senior

Otro intento por ordenar Bávaro

Una perspectiva de lo que sería Friusa, en Bávaro, si se implementa el plan de ordenamiento de Valdez.
Ver Todas las Fotos (4)

Empresarios turísticos retoman la propuesta de un plan de ordenamiento realizado desde hace varios años, pero ignorado hasta el momento por las autoridades.

¿Existe un gentilicio para las personas que residen en Bávaro? El arquitecto urbanista Cristóbal Valdez entiende que este poblado, por la forma en cómo surgió, no tiene identidad. Por tanto nadie es "bavarense" o no se siente como tal.

Lo que hace dos años se denominó el distrito municipal Verón-Bávaro-Punta Cana, fue el resultado de 40 años de inmigración, de gente que llegó a servir a la actividad turística y que -según el urbanista- se fue acomodando donde mejor pudo. Como resultado, existe ahora una población superior a las 52 mil personas que no cuentan con servicios básicos, como escuelas, hospitales, sistema de agua potable, ni control estatal alguno. Que viven apiñados, sin disponibilidad de calles o transporte eficientes, contrastando su existencia con el lujo que irradian los complejos hoteleros de la zona.

El arquitecto Valdez, que trabaja en la zona desde 1982, cuando se construyó el primer hotel del Grupo Barceló, intentará organizar el "caos".

Respondiendo al llamado de un grupo de sectores públicos y privados, revisa los términos del contrato para la elaboración de un plan de ordenamiento territorial, que él prefiere llamar, más bien, de desarrollo.

"El plan tiene en su composición una serie de proyectos de desarrollo muy importantes y definitorios de la zona, además de hacer el levantamiento físico, social y económico para poder tomar las decisiones", apunta.

Detalla cuatro aspectos fundamentales que son un acueducto; sistema de drenaje sanitario y pluvial; residuos sólidos e infraestructura vial. Además menciona como aspecto fundamental la reestructuración de la población.

El plan de Valdez no es nuevo. De hecho, lo que hace es una revisión y adecuación del que elaboró en 2008, a solicitud del Ministerio de Turismo y de la Asociación de Hoteles de la zona Este.

"Hicimos el plan. Lo entregamos y de allá para acá no ha pasado nada", comenta el arquitecto que percibía un desinterés de todos los gobiernos pasados en atender las necesidades de este poblado, contrario a las "instrucciones específicas" que se han dado ahora para que eso se haga.

Bávaro pertenece al polo turístico III Macao-Punta Cana, declarado por el Poder Ejecutivo en diciembre de 1986. Entre sus atractivos se cuentan las playas Macao, Cortecito, Bávaro, Arena Gorda, Cabeza de Toro, Punta Cana y Juanillo, caracterizadas por su arena blanca y cocotales. En ella se encuentra, además, la reserva ecológica Parque Nacional del Este.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este, Ernesto Veloz, recuerda que desde el año 1982, cuando surgió la asociación, se contrató los servicios del también urbanista Juan Lladó para elaborar un plan de ordenamiento.

"Ese plan se hizo, se le entregó a las autoridades de turno y de ese momento hasta la fecha se le ha ido pasando a todas las autoridades que hemos tenido", comenta.

De hecho, la propuesta que hizo Lladó sirvió de base para el trabajo de Valdez en 2008. De éste último se desprenden obras como la Autopista del Coral, inaugurada por el ex presidente Leonel Fernández en agosto pasado, y que tuvo una inversión de unos US$400 millones.

Las acciones propuestas se plantearon entonces por montos de más de US$100 millones, sólo en aquellas que se podía calcular su presupuesto.

Aunque el plan es una iniciativa de los hoteleros, Valdez sostiene que cuenta con el consenso de la comunidad y las organizaciones sociales, además de los ministerios de Turismo y de Economía, Planificación y Desarrollo.

Las gestiones para la implementación de las propuestas se coordinan, además, con la alcaldía del municipio, el Ministerio de Obras Públicas y la empresa constructora Norberto Odebrecht, que será la ejecutora de las obras.

Los hoteleros confían en que ahora sí se podrá ordenar el territorio. Sobre todo, con el interés que ha expresado el actual presidente Danilo Medina en aumentar el número de turistas que visitan el país a 10 millones.

Las propuestas

Acueducto

Hasta ahora el agua de consumo proviene de pozos tubulares, que resultan costosos para los desarrolladores, porque deben adquirir terrenos distantes para instalarlos.

La propuesta en el plan consiste en un sistema, donde el agua baje por gravedad desde el río Baigüá, se extienda a lo largo del Bulevard Turístico, que divide la parte hotelera de la población, y por ende, sería de fácil conexión. El costo estimado en el 2008, fue de US$28 millones.

Drenaje

La situación del drenaje es una de las más urgentes en el municipio a decir de muchos. La práctica de que cada casa o negocio pequeños (los grandes hoteleros afirman tener todos planta de tratamiento) utilicen pozos sépticos para descargar sus aguas residuales, ha llevado a un contaminación calificada de excesiva.

En el plan de ordenamiento se prevé un sistema de alcantarillado que recoja las aguas residuales en un sistema de tubería paralelo al acueducto, con planta de tratamiento y tubería que lleven el agua a lo inverso para que se utilice para regar los jardines y campos de golf.

Infraestructura vial

Además de la Autopista del Coral, y la construcción del Bulevard Turístico aun en ejecución, la organización del transporte implica la construcción de por los menos dos terminales de autobuses en Verón y Friusa, para sí terminar con la práctica de que los choferes hagan paradas en cualquier lugar. El presupuesto que se destinaría a ello, en el 2008 era de US$70 millones para la Autopista; US$50 millones para el Bulevar y US$3.5 millones para las terminales. Además se planteaban rutas de transporte interno.

Adecuación urbana

Bajo la premisa de la falta de identidad, el equipo de arquitectos que trabajó junto a Valdez, planificaron hacer de la avenida España, el centro del municipio de Bávaro, por lo que ampliarían sus aceras e iluminarían la vía en su extensión desde Friusa hasta El Cortecito.

La organización del poblado implica además la construcción de otras aceras y calles, abrir la playa de El Cortecito, ahora mismo arropada de negocios, y ubicar éstos en una gran plaza con parqueos. Ello implicará movilizar algunas personas, pero Valdez lo justifica en que "será para el bien de todos".

Parques

Se diseñó un sistema de parque lineal a lo largo del farallón que se extiende por el municipio, y donde existen cuevas de agua, petroglíficos, además de las lagunas características de la zona. También se dan opciones para restaurar la franja coralina, actualmente en mal estado, pero que -según Valdez- puede restaurarse con unos US$50 mil a US$60 mil. Todo bajo la coordinación de los ministerios de Turismo y Medio Ambiente.

Las opciones para manejar los residuos sólidos de Bávaro 

El más complejo de todos los temas a tratar en Bávaro es quizás el de los desechos sólidos, debido a la disparidad de iniciativas que se mencionan. Según el alcalde, Radhamés Carpio Castillo, en dos años al frente del municipio ha intentado conseguir una empresa privada que se encargue del manejo de los desechos, pero hasta ahora no ha logrado nada. El fracaso, entiende se debe a lo poco atractivo que resulta tratar las alrededor de 400 toneladas diarias de basura que producen, cuando el costo de producción, solo de la planta recicladora, alcanza los US$50 millones.

El Grupo Punta Cana tiene planes más concretos. Frank Elías Rainieri, director el grupo empresarial, calcula que en marzo del próximo año podrían estar montando las instalaciones para un gran centro de reciclaje, que tres meses después estaría en operación. Explica que lo que harán será ampliar a todo el municipio el modelo de proyecto que ejecutan en las instalaciones del grupo.

Además de realizar un proceso de capacitación para enseñar a clasificar la basura, el Grupo Punta Cana tiene un centro de acopio donde termina de clasificar los residuos de los hoteles y del aeropuerto. Mediante una planta especial retira la humedad de los desechos orgánicos y luego los traslada a otra planta de biomasa, donde son quemadas mezclados con poda, para convertirlo en combustible.

Rainieri indica que gracias a ese proceso la empresa pasó de 40 mil galones de combustible fósil que antes quemaba para producir el vapor de la lavandería, a menos de 5 mil.

Para entender el impacto en términos monetarios, Cristian Garrido, presidente de tecnología ambiental y contratista del grupo, explica que se pasó de US$160 mil al mes, para la compra de diesel, a US$40 mil, que es lo que se le paga a ellos, ya que la planta produce las 11 toneladas de vapor diario que utiliza la lavandería. El costo de la planta se estima en unos US$4 millones a US$5 millones de dólares.

"Sabemos la deficiencia económica de nuestro municipio, que no puede poner una planta porque cuesta muchísimo…, y con esto logramos que el ayuntamiento no tengan que buscar fondos propios para tener un vertedero sino que pueda venderla (la basura) a terceros y que sea una fuente de ingreso en lugar una fuente de gastos", comenta Rainieri.

Francisco Flores Chang, director de Protección Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, no se opone a la propuesta de Rainieri, pero la ve difícil. "Lo de Rainieri es una intención, no es una realidad y no es tan simple. El problema es que hay otros actores que también tiene rellenos sanitarios y ellos no pueden decir que van a hacer y coger todo el mercado", advierte el funcionario, que también recuerda que el proyecto deberá ser sometido ante ese ministerio para obtener el permiso.

Flores Chang indica que desde Medio Ambiente también se coordinan con la mancomunidad de municipios de la Región Este para la instalación de un vertedero regional. Esto coinciden también con del Plan de Ordenamiento del arquitecto Valdez, que tiene identificadas algunas ruinas de minas como posibles lugares para el relleno.

Sucre Feliz, director ejecutivo de la mancomunidad del Este, detalla que el vertedero regional es una propuesta que se presentó al Banco Interamericana de Desarrollo (BID), hace tres años y que puede alcanzar una inversión de US$110 millones, fondos que no estarán disponibles, ni en este ni el próximo año.

Aunque la propuesta incluye dos grades depósitos de basura para la región, uno en San Pedro de Macorís y otro en Higüey, Feliz sugiere adelantar los trabajos hacía una de las provincias, lo que permitirá empezar a intervenir con un monto de entre US$10 millones a US$20 millones.

En Bávaro también existe el proyecto de relleno de la empresa Geronsa, que maneja una parte de la basura.

Noticias Relacionadas
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.