Actualidad|07 feb 2013, 12:00 AM|5|POR Lisania Batista

Menos de 500 inspectores para vigilar ventas de alimentos

Autoridades tienen registro de 34,170 productos en el mercado
Envasadoras de agua a granel se mantienen bajo observación.

SANTO DOMINGO. El Ministerio de Salud Pública tiene menos de 500 inspectores sanitarios para supervisar si los productos que se venden en el país cumplen con los controles de calidad.

Lo peor, es que muchos no cumplen con su labor de centinela, otros están incapacitados, algunos de pensión y hay empresarios que se aprovechan de la escasa vigilancia para violar las normas de inocuidad y calidad que deben tener los alimentos y otros productos que se comercializan en el país.

Mientras tanto, la población no confía en las autoridades en materia de control sanitario.

En los puertos es donde hay más escape o falta de control, y se permite la entrada al país de artículos y objetos que no están aptos para el consumo humano.

Y, aunque las autoridades aseguran que desde una freiduría hasta grandes cadenas de producción de alimentos son supervisadas, en un sondeo en varios establecimientos se comprobó que esa vigilancia no es periódica.

Cuando alguna persona hace una denuncia o cuando un medio de comunicación publica alguna noticia al respecto, es que las autoridades actúan y sólo hasta que el tema está en el tapete.

El viceministro de Salud Ambiental, Roberto Berroa, confirma la falta de vigilancia, e informa que están en un proceso de profilaxis y captación de nuevo personal con experiencia en el área de manejo de alimentos y de saneamiento ambiental.

Dijo que han detectado algunas acciones que chocan con los principios éticos y han cancelado a tres personas y tienen varios en observación.

Para corregir esas distorsiones, el Ministerio de Salud Pública elevó a viceministerio la Dirección Nacional de Salud Ambiental.

Están dando cursos y una vigilancia más estrecha a ese personal para que cumpla su rol y vigile que se cumplan con las normas.

Tienen centros donde la pasada semana detectaron productos en malas condiciones, otros que carecían de registros y que decomisaron, pero no reveló nombres, por entender que no es necesario, que lo importante es que trabajan en fortalecer el área.

Berroa dijo que recientemente cerraron 20 queseras artesanales en distintos puntos del país, por no cumplir con los procesos de higiene y calidad.

El Protocolo

En el plano local, el protocolo que se sigue para la instalación de fábricas o industrias, es una inspección de todos los planos de la infraestructura que va a ser instalada, después de confirmar que cuenta con las certificaciones y registros de la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual y del Ministerio de Industria y Comercio.

Una vez agotado ese proceso, se evalúa todo el proceso de producción, desde materia prima hasta el producto final, y una vez listo se envía al Laboratorio Nacional doctor Defilló para determinar la calidad.

En cuanto a los seguimientos en el mercado, las autoridades observan la fecha de vencimiento, el estado de las envolturas, consistencia del producto, abolladura, en caso de los enlatados y adulteración.

Mejorarán salarios

El doctor Berroa reveló que están depurando la nómina y piensan mejorar los salarios para disminuir la tentación de corrupción.

Llama la atención de la ciudadanía y de los empresarios que se vean extorsionados, a que presenten denuncia por escrito para actuar al respecto.

Eso asegura evita la práctica que se da ahora.

Los más decomisados en los últimos tiempos 

El ex director de salud ambiental, Luis Emilio Félix Roa, informó que en los primeros seis meses de 2012 sólo carnes se decomisaron alrededor de seis toneladas y de otros se desnaturalizaron cantidades industriales, incluye productos empacados populares entre las meriendas y picaderas.

De su lado, el viceministro ambiental concentra su esfuerzo en estos momentos en los mataderos, para garantizar la calidad de las carnes y acreditarlos para la exportación.

Tienen bajo vigilancia el de Santiago, por operar en precarias condiciones y advierten las autoridades que si no se corrigen en un tiempo corto, podría cerrarlo.

Las fábricas de queso y las plantas envasadoras de agua a granel son otros sectores que las autoridades tienen bajo observación.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.