DIÁLOGO LIBRE|10 jun 2013, 12:00 AM|5|POR José Javier

Gobierno trabaja en plan integral del sector eléctrico; busca cambiar matriz generación y reducir pérdidas

Jiménez Bichara dice subsidios al sector energía se llevan más de US$1,500 millones al año
Rubén Bichara responde preguntas. Observan Adriano Miguel Tejada y José María Reyes.

SD. El vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, consideró que por la magnitud y altura de la crisis eléctrica, ya no es posible una solución con un solo segmento del sector, sino vía un abarcador plan integral, que implique eficiencia administrativa, reducción de pérdidas y cambio de matriz de generación.

El funcionario manifestó que en esa solución integral para buscar una salida a los problemas en el sector eléctrico que promueve el gobierno, no se descarta la participación de los medios de comunicación y las iglesias, así como de otros segmentos de la sociedad civil, debido a que hay muchas inversiones atrasadas.

Jiménez Bichara refirió que ya se está elaborando un plan integral, y aunque no tiene fecha, se han hecho reuniones informales.

"Estuve por la Asociación de Industrias, por el Consejo de la Empresa Privada; tuve reuniones en mi oficina con otras instituciones tratando de ver como una comisión le da forma a ese documento para que sea firmado por todas las partes. Debe estar la Iglesia, los medios de comunicación, debe estar todo el mundo ahí, los partidos políticos, para que sea un proyecto de país", expuso Jiménez Bichara.

Manifestó, durante su participación en el Diálogo Libre, que los costos de generación del parque de generación son excesivamente elevados, en la que el 62% se indexa en base a los precios del petróleo, que el año pasado cerraron en una media entre US$101 y US$110 el barril.

"Hay un descalce (desfase) muy grande en lo que tiene ver con la tarifa comercial y la tarifa indexada. Todo eso tiene que tener una modificación para poder tener una solución en general, y por eso llamo una solución integral", dijo durante el encuentro.

Jiménez Bichara señaló que hay una licitación en curso, lo que significa que el plan está corriendo. "Una licitación que lleva un proceso y ahora mismo el próximo lunes (este lunes) es la fecha para presentar credenciales de las empresas que van a participar en el proceso", dijo.

Manifestó que la recuperación de inversiones en proyectos como las plantas se lleva entre 10 y 20 años, y por esa razón es que hay que lograr una unión que pueda blindar el plan y un pacto donde todos participen y sus ideas queden expresadas ahí, para que el que venga le pueda dar continuidad, y mantener el compromiso con lo que ahí se pueda plasmar.

Los contratos

Jiménez Bichara consideró que el impacto que han tenido los contratos de los generadores privados en el sector eléctrico ha sido demoledor para el país.

Manifestó que fueron hechos con fórmulas, donde los generadores podían ganar más, mientras el combustible se elevaba, pero que en cualquier empresa, cuando los costos suben se gana menos, por lo que consideró los contratos ilógicos y sin sentido.

Jiménez Bichara dijo que la consecuencia de no renegociar esos contratos atrasaron las inversiones en el sector eléctrico, lo que ha generado "esta gran crisis", ya que no hay mecanismo para hacer reversible sus efectos negativos.

"Esa imposibilidad de tener recursos disponibles para inversión y mejoría que no se dio en los años anteriores, ahora estamos pagando las consecuencias", dijo el funcionario.

A su juicio, una renegociación podría ayudar, pero no mínimamente en el nivel, ni en el tiempo, que hubiese aportado, si se hubiese hecho más temprano.

Las plantas

El vicepresidente de la CDEEE explicó que el Estado no ha asumido en forma total el plan para la construcción de plantas, ni se opone a que el sector privado las construya.

Expuso que el gobierno tiene un plan en donde el sector privado tiene una cuota, el sector mixto una, y el sector público otra, en la que cada uno tiene que aportar algo.

Refirió que habría que instalar urgentemente en el país unos 600 megavatios, ya que sin éstos podemos caer en una crisis, ya que el sistema no puede mantenerse con lo crítico en que se encuentra.

"Entonces de aquí al 19 hay que dejar iniciado el desarrollo de 1,451 megavatios y hay espacio para todo aquel que quiera entrar". Pero también hay que lograr la conversión de las plantas que ya están, dijo el funcionario.

Jiménez Bichara expuso, sin embargo, que "el hecho de nosotros hacer las plantas, automáticamente los pone a ellos (generadores) en una decisión. O me convierto para competir con la que vienen o quedo fuera cuando éstas entren".

Aclaró, empero, que el Estado no va a operar esas plantas, ya que su único objetivo es que existan, como forma de que haya una solución posible al problema eléctrico.

Anadió que si el Estado es el dueño de las plantas, puede controlar los costos, y asegurarse que existan, de lo contrario, el problema no tiene solución. Citó que "no es que las plantas nos interesan, pero necesitamos generación barata y sostenible, que es lo que se trata de transferir a los clientes".

El funcionario manifestó que lo que se busca es tener generación más económica y más sostenible, y eso sólo es posible si cambia la base de generación.

"Entonces el único interés del Estado es lograr un parque de generación que permita dar un servicio ininterrumpido continuo, pero a su vez que sea sostenible económicamente para la población", dijo Jiménez Bichara.

Generadores 

Palamara-La Vega, única que renegoció su contrato 

El vicepresidente de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, reveló que el único generador con el cual se logró renegociar un contrato fue Palamara-La Vega, y que aporta unos US$50 millones al año.

Durante su participación en Diálogo Libre, el funcionario manifestó que en lo que va de ese tiempo, la renegociación puede haber aportado un ahorro de poco más de US$300 millones al Estado. "Hubo un contrato, como el de Palamara-La Vega que se renegoció, y siempre lo tomamos como parámetro", dijo Jiménez Bichara, tras sostener que ellos aceptaron renegociarlo, y que "siempre lo distingo". Ese contrato fue renegociado bajo la administración de Radhamés Segura.

También citó que durante la administración de Celso Marranzini al frente de la CDEEE, éste logró cerrar un pleito con AES Dominicana, que igual hizo un buen ahorro para el sistema eléctrico. Expuso, empero, que ahora no hay tanta resistencia de los generadores a renegociar los contratos, ya que ha habido una mayor disposición.

Parque de lujo y déficit

Jiménez Bichara expuso la necesidad de una eficiencia en la gestión, pues que de cada 100 kilos que ponen en línea de 35 a 38 no tienen destino. También planteó la necesidad de un cambio en la matriz, debido a que "tenemos un parque de lujo" de generación, que produce en base a derivados del petróleo, y no es soportable para la economía, y por esa razón, el déficit producto del subsidio fue de US$1,500 millones el año pasado. Citó que "estamos comprando, en algunos casos, a US$0.40 el kilo, y vendiendo a US$0.20 y hasta menos" y ese escenario no puede continuar.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.