Actualidad|18 jun 2013, 12:00 AM|5|POR EFE

Diez centavos inflaman a Brasil

SAO PAULO.- La subida de 10 centavos de dólar en el valor del transporte público se ha convertido en el estopín que sacó a decenas de miles de manifestantes a las calles en todo Brasil para reclamar mejores servicios públicos y criticar el gasto en infraestructuras para eventos futbolísticos.

El movimiento comenzó en Sao Paulo la semana pasada por el alza de 20 centavos de real (10 centavos de dólar) en el valor del transporte, pero progresivamente se transformó en una reclamación sobre la situación general del país.

"El objetivo de la protesta ha ido más allá de 20 centavos (de real), es contra la corrupción, contra toda la suciedad de Brasil", dijo a Efe Jacqueline Borges Reis, una estudiante de 22 años que participó en la manifestación de este lunes en Sao Paulo.

Los manifestantes en Brasilia, ante la decisión de la Policía de no intervenir, invadieron temporalmente uno de los tejados bajos del Congreso, del cual descendieron tras dialogar con las autoridades.

También hubo importantes protestas en Porto Alegre y Río de Janeiro, entre otras ciudades. Al contrario de lo que ocurrió la semana pasada, la Policía siguió de lejos las protestas, para que no se repitieran los enfrentamientos del pasado jueves en Sao Paulo, cuando decenas de personas resultaron heridas, entre ellas varios periodistas.

Una de las quejas de los manifestantes fue el alto gasto de Brasil para la Copa Confederaciones, un torneo que reúne a ocho selecciones del mundo desde el pasado sábado, y del Mundial del próximo año.

"El Gobierno gasta miles de millones en estadios y deja de lado la salud", opinó Raúl Mello, de 22 años, un estudiante de la Universidad de Sao Paulo, en declaraciones a Efe durante la protesta.

Brasil es un país con bajo desempleo, que ha tenido un alto crecimiento en los últimos años, aunque en 2012 su economía avanzó tan solo un 0,9 % y el esperado repunte este año ha sido más débil que lo esperado.

Al mismo tiempo, la inflación, que una encuesta de expertos del Banco Central pronosticó hoy que llegará al 5,8 % este año, es una causa de ansiedad para la población. "La tarifa de transporte público en Sao Paulo es absurda", aseveró Camila Oliveira, una administradora de empresa de 30 años que participó en la manifestación en esa ciudad en una bicicleta, con la que se mueve habitualmente, en parte por el costo.

El billete de autobús o de metro cuesta 3 reales (unos 1,5 dólares) y el Ayuntamiento lo subió a principios de mes a 3,2 reales (unos 1,6 dólares), lo que desencadenó las protestas. En comparación, el salario mínimo en Brasil es de 678 reales (unos 339 dólares).

En Sao Paulo los manifestantes portaban pancartas contra la Copa Confederaciones, contra la corrupción, el mal funcionamiento de la Justicia y el alza del transporte, y a favor del gasto social.

"No son 20 centavos" y "Ven a la calle" rezaban algunos de los carteles, mientras los manifestantes incitaban a las personas que salían del trabajo al fin de la jornada a unirse a ellos. El secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Fernando Grella, dijo hoy en una rueda de prensa que la Policía no usaría balas de goma contra los manifestantes, tras los incidentes del pasado jueves.

"Creemos que el acto será pacífico y que no será necesaria la tropa de choque" de la Policía Militar, aseveró Grella. Los organizadores informaron que se habían convocado actos en una veintena de ciudades en el país. Las manifestaciones comenzaron hace una semana incitadas por el Movimiento Pase Libre, que ha usado las redes sociales para movilizar a los ciudadanos en Brasil y también de brasileños que residen en otros países.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.