Diálogo Libre|21 ene 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre
Destaca la oportunidad de jugar todos los días

A David Ortiz su llegada a Boston lo llenó de gloria

David Ortiz, en Diálogo Libre.

SD. En total, David Ortiz tiene 16 temporadas en las Grandes Ligas, de las cuales, con Minnesota Twins, en seis años, apenas disparó 58 cuadrangulares, con 238 carreras empujadas, 393 hits y un promedio al bate de .266. Nada del otro mundo.

Fue su llegada a Boston, la capital de Nueva Inglaterra, que le cambió la vida, que lo convirtió en una estrella del mejor béisbol del mundo.

Él explica el cambio, destacando que la oportunidad de juego, estar en el line-up todos los días, pase lo que pase, le permite a un jugador establecerse y demostrar sus verdaderas condiciones en las Grandes Ligas. "En Minnesota yo nunca tuve chance de coger 500 turnos, mi carrera allí era como un elevador, lleno de dudas", comenta el fortachón de David Ortiz. A esto se agregan las lesiones y el hecho de no gustarle al dirigente, Tom Kelly, a quien no le inspiraba confianza, todo lo cual cambió en los Medias Rojas, en donde, hasta el nombre le cambiaron. Ahora le llaman el Big Papi.

"En principio confronté ciertos problemas por la presencia de Jeremy Giambi, hasta que Terry Francona, que me conocía desde Santo Domingo, me dijo espérate, yo no voy más, yo me voy contigo, que me vas a resolver y me vas ayudar a ganar juegos... y por ahí, María se va".

Allí, el musculoso jugador dominicano, en 10 temporadas, ha disparado 343 jonrones, con 1,088 carreras remolcadas, 1,470 hits y .290 de promedio, numeritos que lo han llenado de gloria.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.