DIALOGO LIBRE|11 feb 2013, 12:00 AM|POR Abel Guzmán Then

"Yo soy intransigente con los pederastas"

Cree que en EE. UU. hay una campaña contra la Iglesia
El Cardenal López Rodríguez garantizó que en su arquidiócesis no hay pederastas.

SANTO DOMINGO. El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, aseguró que es radical e intransigente contra los sacerdotes pederastas o que incurran en cualquier acto reñido con la moral de la iglesia y las leyes del país.

El Cardenal López Rodríguez puso como ejemplo que suspendió a un sacerdote el mismo día que se enteró de su caso. También que, previo a un escándalo, llamó la atención a los superiores del diácono de Hainamosa que estuvo implicado en el crimen de una pareja y, recordó, que hoy está en la cárcel.

Explicó que el sacerdote sancionado está suspendido de su ministerio dentro de la iglesia, pero informó que hasta ahora no ha habido una sentencia que lo condene definitivamente.

"Él está suspendido de su ministerio, pero según me han dicho los abogados, están convencidos ellos, de que los jueces no quieren, no se atreven (a emitir sentencia) porque tienen temor a ciertos comunicadores sociales", reveló el purpurado.

A su juicio, lo que ha ocurrido en la iglesia católica son problemas morales de sacerdotes que tienen debilidades, lo cuales siempre han existido, pero recomendó que quien no pueda llevar su sacerdocio como tiene que ser que se retire, ya que es una vocación para llevarse por obligación.

Sin embargo, hizo referencia a una encuesta realizada sobre el estatus de las religiones en los Estados Unidos por un multimillonario judío, en donde se determinó que dentro de los 46,000 sacerdotes católicos que hay en ese país, sólo el 1.7% había incurrido en alguna conducta inapropiada o inmoral, mientras que los casos en ministros de otras religiones llegaban a un 30 por ciento.

Es por esto que considera que lo que ocurre en los Estados Unidos obedece a una respuesta al Papa, quien a raíz de la crisis económica en ese país en el 2008, dijo que ésta era fundamentalmente moral más que económica.

Sostuvo que ante esto, se habría pensado en presentarle entonces la contrapartida de la Iglesia, al Papa.

"En la iglesia católica eso, indiscutiblemente, es vergonzoso, y yo lo lamento mucho y no acepto nada de eso, no justifico un solo caso. Es decir, que un niño, cualquier niño, el más pobre, merece todo respeto, y yo jamás en la vida sería capaz de justificar eso. Mi opinión es totalmente radical y soy en esto intransigente", insistió.

El religioso garantizó que en la Arquidiócesis de Santo Domingo no hay curas pederastas, ya que es un vigilante de la conducta de los miembros de la iglesia católica dominicana. "Si los hubieran, les garantizo que no están en la Arquidiócesis de Santo Domingo".

Comentó que, por ejemplo, en el caso de las acusaciones de violación a niños en una guardería bajo la tutela de religiosos en Higüey (en La Altagracia), en el que fueron acusadas varías personas -entre ellas un diácono- "le pregunté a Monseñor De la Rosa que qué ha habido con eso, pero parece que el caso no estaba bajo el control del obispado de Higüey".

 "Yo no acepto seguridad, nunca la he aceptado"

Aunque es la persona con más autoridad dentro de la iglesia católica dominicana, el Cardenal es un hombre que se mueve sin aparataje, y sin escolta. "Yo no acepto seguridad, nunca la he aceptado, porque si el arzobispo tiene que ir con dos o tres militares detrás, desnaturaliza su misión", detalla.

No obstante, aunque en 33 años como Cardenal nunca ha recibido amenazas, está consciente de que las posibilidades existen. "Yo sé que cualquiera es capaz de hacer una travesura. Si eso llegara, pues lo lamento muchísimo, hasta aquí llegamos".

Entrevista textual al Cardenal

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.