Economía|27 nov 2012, 02:00 AM|POR Fantino Polanco, especial para Diario Libre
La Industria Dominicana (II de V)

¿Sin Financiamiento? ¡Imposible!

Solo el 6% de la cartera de crédito del sistema financiero dominicano se destina al sector de la manufactura.
SANTO DOMINGO.- Del Sector Industrial se espera que siga creando empleos formales, que siga pagando impuestos, que siga contribuyendo con la seguridad social, que se formalicen, que exporten más, que produzcan más, que inviertan en calidad, que innoven, que inventen, que se modernicen, que se adecuen a las nuevas tecnologías, que den trabajo a estudiantes universitarios, que se encadenen entre ellos y con los otros sectores de la economía, que cuiden el medioambiente, etc, etc, etc … la lista de expectativas es larguísima, pero, la verdad es que a ellos, los industriales, quienes son los que asumen los que verdaderamente sumen los compromisos y riesgos no les resulta “tan fácil” producir localmente cuando no se cuenta con herramientas de financiamiento necesarias para lograr lo que se espera de ellos.

 

A las pequeñas y medianas industrias se les dificulta mejorar su productividad y convertirse en exportadoras porque enfrentan un difícil acceso al crédito, debido a las reglas bancarias sobre riesgo y evaluación y también porque aun el sistema local no les ofrece herramientas de crédito alternativas como el factoring, leasing, las sociedades de garantías recíprocas, el fideicomiso, los capitales de riesgo y los fondos de garantías.

 

Por su parte el sector exportador aun no dispone de una institución pública o privada que le ofrezca servicios financieros particulares para atender a las necesidades de las operaciones de comercio exterior como lo son los seguros,  promoción y mercadeo, inteligencia de mercados, compra de materia prima, inventarios y mano de obra; prefinanciación de las exportaciones, obras de infraestructura y adecuación; certificaciones de calidad y registros sanitarios; y software, licencias y patentes, entre otros.

 

De la cartera de todo el sistema financiero nacional solo el 6% se destina al sector de la manufactura. Es por todos conocido que las industrias luego de vender sus productos deben esperar hasta 100 días para cobrar la factura, pero, mientras llega el día del cobro de la factura, estas deben hacerle frente a las obligaciones formales y a los costos de sus operaciones. Todos estamos claros en que para exportar, para innovar, para invertir en calidad, para modernizarse, para expandirse, se necesita crédito, pero, no puede ser cualquier crédito, lo que nuestras industrias necesitan y merecen es un crédito ajustado a sus necesidades y orientado a su desarrollo. Las estrategias y programas financieros del sector privado y las políticas del sector público deben ser instrumentos de estimulo e impulso para la producción y para las exportaciones porque con crédito a la industria se generan empleos formales, riquezas, divisas, calidad, innovación y se crean capacidades para todos.

 

 

Sobre el autor:
Fantino Polanco es abogado y especialista en regulación de la industria y el comercio. Twitter:@FantinoPolanco
Correo electrónico: ffpolanco@gmail.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.