Agricultura|10 feb 2013, 10:52 AM|POR Diario Libre

Tecnologías agrícolas del IDIAF contribuyen a mitigar la crisis alimentaria en Haití

Estas pérdidas son causadas por problemas derivados de ataques de insectos y enfermedades

SANTO DOMINGO.-Tecnologías desarrolladas en el campo agrícola por investigadores en leguminosas comestibles del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) contribuyen a reducir las pérdidas económicas y de productividad en los cultivos de habichuela y guandul en Haití.

Estas pérdidas son causadas por problemas derivados de ataques de insectos y enfermedades, sequía y baja fertilidad de los suelos en los cultivos, según una nota informativa enviada a este medio.

Así lo afirma la doctora Graciela Godoy de Lutz, patóloga especialista en leguminosas comestibles del IDIAF, quien explica que las semillas de la variedad de habichuela negra DPC-40 IDIAF y la variedad de guandul IDIAF-Primor son demandadas por los productores agrícolas haitianos por su alta productividad y su comportamiento ante las limitantes adversas del clima y el ambiente, en determinadas zonas de Haití.

De acuerdo a un informe del ingeniero Emmanuel Prophete, investigador agrícola y actual director del Departamento Nacional de Semilla del Ministerio de Agricultura de Haití, la variedad de habichuela negra DPC 40 IDIAF, tiene el mejor comportamiento productivo de todas las variedades de habichuela sembradas en Haití, donde la siembra es realizada con simiente importada.

La habichuela y el guandul se destacan por su aporte en proteínas, carbohidratos y micronutrientes a la dieta alimenticia de la población haitiana.

Este año el Ministerio de Agricultura de Haití espera sembrar unas 13 mil tareas de la variedad DPC-40 IDIAF en el Departamento de Artibonito.

Con ayuda internacional, Haití espera adquirir unos 8 mil quintales de semilla de las variedades desarrolladas por el IDIAF. Este naciente mercado para los productores nacionales representa un nuevo renglón agrícola de exportación y una nueva alternativa de negocios para los productores dominicanos de habichuela, especialmente del Valle de San Juan.

De acuerdo a estimaciones del Comité Agropecuario Unitario (CAU), se han exportado hacia Haití más de 3,000 quintales de semilla de las variedades del IDIAF desde el año 2009.

En el caso del guandul, se dispone de la variedad IDIAF Primor con excelentes características para el mercado. Es insensible al fotoperiodo, lo que permite ajustar los periodos de cosecha en diversas zonas agroecológicas y evitar las pérdidas por enfermedades como la Antracnosis, que puede destruir hasta un 100 % de las vainas del cultivo.

Finalmente, la doctora Godoy de Lutz atribuye la aceptación de las variedades de leguminosas comestibles del IDIAF a la estrategia de investigación trazada en sus proyectos, con financiamiento del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), donde se considera no solo la capacidad productiva de las variedades sino que maximiza su expresión genética e incorpora resistencia a las variantes de los patógenos y plagas. Se contribuye así a reducir las aplicaciones de plaguicidas y a una mayor adaptabilidad de las plantas a los efectos adversos del cambio climático.

Además del desarrollo de tecnologías, el IDIAF contribuye con la capacitación de los productores nacionales, extensionistas y estudiantes.

Fruto de este esfuerzo, se tiene disponible el primer compendio del cultivo de habichuela en la República Dominicana. Este documento contiene los resultados de investigaciones, datos históricos y agronómicos y manejo de las variedades comerciales de habichuela en la República Dominicana.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.