|FMI|
| 14 FEB 2017, 12:00 AM

FMI: El país requiere ajuste fiscal para garantizar sostenibilidad de la deuda


La Misión FMI inició la consulta el pasado 31 de enero.
La Misión FMI inició la consulta el pasado 31 de enero.

Santo Domingo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) puso ayer “el dedo sobre la llaga” al considerar que República Dominicana requiere “un importante ajuste fiscal” para garantizar la sostenibilidad de la deuda pública, que en otras palabras se traduce a una reforma fiscal.

“Se requerirá un importante ajuste fiscal para garantizar la sostenibilidad de la deuda, con un mayor esfuerzo de consolidación a corto plazo para aprovechar la posición aún favorable en el ciclo económico”, señala el organismo económica internacional en un comunicado dado a conocer en la tarde de este lunes, luego de finalizar las consultas de su última misión en el país, que se extendió del 31 de enero al 10 de febrero de este año.

La sugerencia parte, a consideración del FMI, de los “elevados déficits proyectados para el sector público consolidado (incluido el sector público financiero y no financiero)”, y que “generarán presiones vinculadas con la sostenibilidad y viabilidad de la deuda, especialmente en vista del endurecimiento de las condiciones financieras mundiales”.

“La consolidación fiscal deberá sustentarse en una exhaustiva reforma que amplíe la estrecha base tributaria, simplifique el sistema impositivo y lo haga más equitativo”, expresa en sus consideraciones la misión encabezada por Aliona Cebotari.

Este ajuste fiscal, continúa el FMI, “deberá acompañarse de reformas para abordar el costo fiscal del sector eléctrico y elevar la eficiencia del gasto público”.

Agrega que “la adopción de un marco fiscal robusto para el mediano plazo garantizará que las políticas fiscales anuales sean consistentes con los objetivos de sostenibilidad”.

Al reiterar sus consideraciones, el FMI plantea que “la aplicación de reformas estructurales más ambiciosas sigue siendo fundamental para garantizar un mayor crecimiento a largo plazo y mejores resultados en materia social en un entorno externo frágil”.

“Cuellos de botella”

Al abordar las reformas que actualmente realiza el gobierno, el FMI califica de correcta su agenda “en mejorar la educación, impulsar la oferta de viviendas y fortalecer las redes de seguridad social”.

No obstante, apunta que “los beneficios de un mayor crecimiento se han distribuido de manera desigual y todavía quedan importantes ‘cuellos de botella’ que afectan la productividad y el crecimiento a largo plazo”.

Entre estos aspectos indica “los desafíos de gobernabilidad, las deficiencias de infraestructura y las políticas de fijación de precios en el sector eléctrico, uno de los principales frenos al crecimiento”, puntos que ven tienen una oportunidad única de ser tratados en el actual diálogo del Pacto Eléctrico.

La misión del organismo internacional también apunta la necesidad de “otras reformas orientadas a preservar los incentivos a la inversión y mejorar el clima de negocios”, así como “políticas dirigidas a impulsar el empleo, a través de mejoras del mercado laboral, la “graduación” de los programas de asistencia social para integrarse a la fuerza de trabajo.

Apoyo a medidas cambiarias

En cuanto a la política monetaria, el FMI saludó el fortalecimiento de “las reservas internacionales en respuesta a la creciente incertidumbre, con intervenciones cambiarias circunscritas a suavizar la volatilidad excesiva”. Expresó su apoyo a los planes de avanzar “hacia un tipo de cambio más flexible, mediante el fortalecimiento de la estructura del mercado cambiario e instrumentos que faciliten dicha transición”.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese