ESPACIOS - DISEÑO|26 oct 2012, 12:00 AM|POR Paola Tineo / Fotos: Fuente Externa

Luminarias eco-amigables

¿Existe un plan B para encarar la contaminación ambiental? Claro que sí... ¡Las luminarias ‘verdes’!
Basadas en la tecnología LED, las luces Smart & Green son resistentes a cualquier impacto, poseen un manejo inteligente de la luz y un bajo consumo de energía; además, son inalámbricas, recargables y ayudan a cuidar el medioambiente. (A la venta en Valiente Fernández).
Ver Todas las Fotos (12)

Como un plan B que encara la contaminación ambiental, nacen las luminarias ‘verdes’. Estas engloban desde la tecnología LED, los paneles solares y la energía eólica, hasta la reutilización y el reciclaje de los materiales de su fabricación y embalaje.

Las emisiones de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, azufre y níquel, emitidas a la atmósfera, son una de las principales causas de la contaminación ambiental. Estos gases incrementan el efecto invernadero natural de la Tierra, causando aumento de la temperatura, acidificación del vapor de agua, impacto en la flora y la fauna, y contaminación hídrica y de los suelos. Otra complicación ambiental son los desechos sólidos, producto de las actividades humanas.

Ante estas problemáticas, la adecuada elección de los bombillos a colocar en las luminarias es sumamente importante: los incandescentes, en forma de calor más que en energía de luz, no son la opción ideal; las lámparas fluorescentes compactas (CFL), o mejor conocidas como “bombillos de bajo consumo”, son más eficientes, consumen menos, pero al romperse despiden el vapor de mercurio de su interior, contaminando así el medioambiente.

 

Entonces, cuando hablamos de eficiencia de energía y menor impacto ambiental, hablamos de LED. Su vida útil es más larga y no contiene mercurio. Hoy día, las luminarias más eficientes de este tipo pueden producir diodos de hasta 100,000 horas, derivando en una gran economía.

 

“Es bueno aclarar que comprar y emplear luces LED no es tan simple y eco-amigable, como muchos piensan”, plantea el ingeniero Luis José Jacobo, propietario de Spectro Lighting. “Si el driver de una lámpara LED es de mala calidad, ¿de qué vale que sea LED? Si se daña, habrá que desecharlo y se convertirá en un residuo electrónico; si el LED está integrado, habrá que deshacerse de la luminaria completa”, agrega.

Un baño de luz enfocado en las 3Rs

Para iluminar los espacios interiores también existen lámparas que han sido elaboradas al reusar, reutilizar y/o reciclar diversos materiales…

 

 Como señala el ingeniero Jacobo: “Vivimos en un país tropical, donde es verano todo el año y contamos con una cantidad de recursos naturales (madera, mimbre, jícara de coco…) que podemos reutilizar para crear hermosas luminarias”.

 

Luminarias ‘verdes’, en onda urbana

Como ejemplos de luminarias eco-amigables para exteriores, que pueden implementarse en parqueos institucionales o residenciales, calles y avenidas, están las de la línea EvoLucia (de la empresa local Espacios Naturales), que poseen una tecnología de iluminación limpia, ofreciendo hasta 75% menos de consumo energético y una vida útil de 11 años, con cero mantenimiento.

 

Otra muestra interesante la ofrece la empresa Build Better Earth (BBE), pues dentro de su diversidad de luminarias ‘verdes’ ofrece una interesante opción para las luces de calles y parqueos, a través de paneles solares y/o turbinas eólicas. Además, sus baterías son de alta eficiencia y bajo mantenimiento, y funcionan bajo condiciones climatológicas adversas.

En fin, existen muchas alternativas de iluminación para todo tipo de espacios, estilos, gustos, presupuestos y proyectos. Simplemente debemos elegir las que disminuyen el consumo energético,  la producción de desechos y el impacto medioambiental. Y si además podemos hacerlo con estilo, ¿por qué no ponernos manos a la obra? ¡Anímate!

 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.