ESPACIOS - VERDES|15 mar 2013, 12:00 AM|2|POR Olga Agustín (Editora revista Lacasa) / Fotos: Maribel Álvarez
GUARDADO EN:Jardines, Santiago de los Caballeros
Este jardín, ubicado en Cerros de Gurabo III, se ha convertido en una especie de set al aire libre.

Una pasarela verde en Santiago

Este jardín santiaguero prodiga una envidiable vista hacia Jacagua y el pico Diego de Ocampo.
Ver Todas las Fotos (9)

¿Quién se iba imaginar años atrás que este jardín enclavado en Cerros de Gurabo III se iba a convertir en la plataforma ecológica que es hoy día, y en la que han desfilado decenas de quinceañeras, novias, reinas de belleza y hasta colecciones de moda de prestigiosos diseñadores (como Oscar de la Renta)? La propietaria de este terreno, donde también coexiste su residencia, todavía no se lo explica.

Y es que, cuando ella llegó a este terreno “era totalmente virgen, nunca se había construido en él; y se trataba de pura maleza, donde sólo se veía una palma (que todavía está ahí)”.

 

A decir verdad, su idea nunca fue la de sembrar algo que obstaculizase la magnífica vista hacia Jacagua o hacia el pico Diego de Ocampo. De hecho, esta panorámica vista se ha preservado, y hace de este jardín una de sus características más admiradas y destacables.

 

En estos 500 metros cuadrados de extensión es palpable ver cómo se hereda el amor por la naturaleza –uno de los rasgos que le transmitió su padre a la anfitriona, quien le enseñó a conocer, a sembrar y a cuidar las plantas-.

 

Desde trinitarias blancas, rosas o moradas, pasando por las bromelias, sin olvidar a los anturios, laureles, palmas u orquídeas… Son estas especies vegetales y florales las que acompañan a un impecable césped en el que todavía se debaten la realización de las sesiones y desfiles de decenas de fotógrafos, modelos y diseñadores, que esperan ansiosos por obtener un permiso.

 

Es posible que las labores altruistas de la dueña del jardín sean tan loables que logren concitar la atención del público para que allí se efectúen todo tipo de actividades sin fines de lucro, pero lo que sí es seguro es que se trata de un espacio que atrae per se la presencia de amigos y curiosos. No en vano, le ha granjeado fama a su propietaria de ser una de las tías más prolíficas de Santiago, pues cada vez que una joven vestida de novia o de quinceañera se apersona a su jardín, todo el mundo se pregunta: “¿Será otra de sus sobrinas?”.

@olga agustin 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.