Image

Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Por|| 11 NOV 2016, 7:20 PM

Tengo dos años ligeramente obsesionada con el trabajo de la diseñadora colombiana Johanna Ortiz. Hacía tiempo que buscaba una interpretación elegante de la esencia de la mujer caribeña, y cuando conocí las blusas agualluvia y las faldas con vuelos de Johanna, finalmente di con lo que inconscientemente estaba buscando. Desde ahí, estuve detrás de su rastro en Bogotá, Nueva York y París, siempre tratando de conectar con ella... y sin embargo, la vida me la tenía puesta en el camino: este año, Ortiz fue la invitada de honor al Heart Luncheon, un evento benéfico anual de Heart Care Dominicana.

Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Este ya es mi tercer año trabajando con la fundación que, gracias al trabajo del doctor Pedro Ureña y de doña Susana Messina de Caro, utiliza este evento a fin de recaudar fondos para realizar intervenciones cardiológicas infantiles. En ocasiones anteriores yo había manejado la producción del desfile, pero este año quise aprovechar la vistosidad de toda la carrera sartorial de Johanna para hacer una presentación retrospectiva y luego un trunk show. Tenía un deseo enorme de compartir con el público dominicano la exquisita visión de sensualidad tropical que ella ha estado propagando durante años.

  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Como una presentación requiere un montaje más complejo que una pasarela, recluté a mi aliado artístico Jorge Brown para la labor. Jorge vio el Caribe más allá del cliché: se imaginó el colorido nocturno de una Habana pre-Revolución, con Lana Del Rey y Chromatics como banda sonora. Para ambientar esa fantasía atemporal diseñó junto a Lu&Bo una versión casi Art Deco y en rattan de varias sillas estilo pavo real; también colgó lámparas geométricas de Michelle Urtecho y vegetación de Picky Plants. Para cerrar con un toque de color, utilizó mosaicos de pasta blanca con diseños modernistas en el suelo y azulejos de un verde eléctrico en las paredes, ambos de la colección de Cerarte.

  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Sobre esos escenarios, ubicados en el teatro de Blue Mall, se colocaron unas 30 modelos en rotación -entre las cuales estaban mis queridísimas Mónica Varela, Letty Rivera, Alessandra Villegas y Laura Castillo-. Para hacer honor a los diseños de Johanna, Tania Santamaría, de Reverse Hair Spa, creó unas colas minimalistas, con el cabello besando el cráneo, para que así se lucieran los volúmenes de las blusas. El Makeup Store de Elisa Amalia Pimentel se encargó del maquillaje sutil de las muchachas, a quienes pudimos tener listas en tiempo récord, gracias al préstamo que nos hizo la Mercedes Benz Fashion Week. El equipo del evento nos cedió los módulos de camerino que habían hecho a la medida para la edición 2016 de su semana de la moda; para que tengan una idea de lo útil que fue, cada módulo de espejo iluminado nos permitió trabajar con ocho modelos a la vez.

  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Con todo esto ya listo, algo nos tenía los nervios de punta: la aprobación de la mismísima Johanna Ortíz. Habíamos escuchado de su equipo de relaciones públicas que gran parte de su éxito se debe a lo minuciosa que es con los detalles visuales y de terminación de todos los proyectos en los que se involucra, y este no sería la excepción. Cuando llegó, Jorge y yo escuchamos algunas de las palabras más satisfactorias que hemos escuchado en nuestras carreras: “¡Me encanta! ¡Se ve bello! Ustedes me han dado tanta seguridad, que han sido mi descubrimiento más grande en República Dominicana”. De hecho, hasta quedó impresionada con la selección de modelos que hicimos -tanto, que tomó los datos de Ysaunny Brito para un próximo desfile en Nueva York-.

  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

Más allá de compartir mi felicidad con ustedes, quiero compartir estas palabras con la comunidad creativa del país: a veces, nosotros mismos desestimamos nuestra capacidad y la calidad de nuestro trabajo, pensando que “fuera” se hace mejor. Esas palabras de Johanna, una persona que está acostumbrada a ver sus diseños en tantas plataformas de renombre a nivel mundial, me hizo pensar que en la República Dominicana tenemos talento, tenemos disposición y tenemos capacidad... sólo es cuestión de creer en nosotros mismos y de sentir que podemos estar a la altura de lo que demanda el mercado global. Ya es tiempo.

  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana
  • Johanna Ortiz -finalmente- en República Dominicana

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos