.
SAUDADES|05 ene 2013, 12:00 AM|2|POR Ligia Minaya

Mi esperanza para el 2013

Deseo que se haga lo que nunca se ha hecho: Que se termine con la violencia callejera, los asaltos y los robos para que podamos disfrutar de nuestras calles, carreteras y caminos y abrir las puertas y ventanas de las casas para que, como decía mi abuela, entre la gracia de Dios. Que se acabe con los feminicidios para que las mujeres puedan trabajar tranquilas, cuidar a sus hijos y ser lo que quieren ser en su propia vida. Que se pueda caminar con celular en la mano, una cartera, un anillo, una pulsera, en yipeta, un simple carro o una humilde motoneta. Borrar la impunidad, la justicia manipulada, "el barrilito", para que crezca la democracia. Y que se tenga en cuenta que todo se logra educando al pueblo.

Metiendo a los corruptos en la cárcel para que la gente sepa que eso es un delito grave y el que se mete el dinero del pueblo en los bolsillos es una crápula, un bandido, un cuatrero, un andrajoso inmoral, un granuja, sinvergüenza, ladrón desgraciado, chantajista, embaucador, charlatán politiquero, atracador lujurioso, ratero asqueroso, ladrón de ladrones, y como ve y ya usted sabrá, con tantos calificativos endemoniados y asquerosos, es para que la justicia le imponga cientos de años de cárcel.

Tengo también la esperanza de que mi pueblo descubra de una vez por todas que la democracia es una forma de vivir con el respeto absoluto a los derechos de todos los ciudadanos. No importa que sea el que recoge la basura, la mujer que fríe empanadas en la esquina, los que ganan un buen sueldo o los que se pasan todo el tiempo mirando para arriba. Y para eso, vean con la mirada sensata y escuchen con atención lo que dicen y predican los políticos con falsas palabras excelentemente pronunciadas. Que no vendan su voto por una funda de comida, ni aun en lo alto por una embajada, un ministerio, o una "botella" en el empleo inexistente.

Quiero que este año siga llevando salud a los hospitales públicos. Que las pensiones lleguen a tiempo y de manera correcta a quienes llevan años trabajando, no a los cachetones que se apoderan de millones en lo que pestaña un pollo. Y deseo también que la Policía Nacional no "apriete las tuercas" más de lo que lo hace, ni dé para abajo a los delincuentes de clase baja, ya que con entregarlos a los tribunales y meterlos en las cárceles asquerosas, repugnantes, llenas de porquerías, manipuladas por los carceleros, (donde los ricos pasan de tránsito por unas horas), con eso basta y hasta está de sobra.

Otro de mis grandes deseos es que se respete la Madre Tierra, con sus árboles preciosos, sus ríos bullangueros, sus montañas airosas y, hablando de montañas, que no se torture La Loma de Miranda. Quiero también que la gente del pueblo entienda que las diferencias, las discusiones, los problemas familiares, no se solucionan con asesinatos. Que se aprenda a dialogar, que la palabra es lo que Dios nos ha dado para vivir una vida digna, llena de amor y buscando soluciones.

Y con lo que ha hecho y lo que hará el presidente Danilo Medina, va creciendo mi esperanza. Ojalá siga haciendo, cada día, mucho más.

Denver, Colorado

 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.