Actualidad|27 ene 2013, 07:50 AM|46|POR Diario Libre

Muere Harold Priego, creador de Diógenes y Boquechivo

Sufrió un infarto cuando almorzaba este sábado

SANTO DOMINGO.- El caricaturista dominicano, creador de Diógenes y Boquechivo, Harold Priego, falleció de un infarto alrededor de las 4:00 de la tarde de este sábado, después de que en un año sufriera dos preinfartos.

Parientes de Priego que se encuentran en la clínica Abel González, donde fue llevado de emergencia, confirmaron la información. Contaron que en el momento del suceso Harold estaba almorzando y lo sorprendió un infarto fulminante.

Hasta el momento el sepelio de Priego está pautado para mañana domingo a las 11:00 de la mañana en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln. 

El artista nació en 1955 en La Vega, República Dominicana y estudió Arquitectura durante tres años. Posteriormente ocupó puestos de importancia en distintas agencias de publicitarias 

Harold Priego debe su gran fama al personaje de Boquechivo, que junto a Diógenes, su álter ego, se publica en Diario Libre.

Era hijo del escultor Joaquín Priego y nieto del pintor Enrique García Godoy.

Además de ser creador de Diógenes y Boquechivo, en Diario Libre, realizaba las caricaturas de opinión en los medios impresos Hoy (Eloy en el Hoy), Listín Diario (Doña Mármara y su inofensivo marido don Chichí), mientras en El Caribe (Matías y Berroa).

La última caricatura 

 

Un Diógenes filósofo con media sonrisa en la cara, observa a un Boquechivo, que no muy contento, lustra los zapatos del Patricio Juan Pablo Duarte.

A grandes rasgos esta es la descripción de la última caricatura publicada por Harold Priego, quien influenciado por su característico sentido patriótico, en el último de sus dibujos publicados dejó entrever la importancia de la Patria, y la humildad con que cada ciudadano debe reverenciar los ideales de su identidad nacional.

A ciencia cierta conocer lo que pensó Harold nunca se sabrá. Sin embargo, de la exégesis de la caricatura vemos a un Boquechivo sencillo, imagen del pueblo, quejarse por lustrar los zapatos de Duerte. Diógenes con una mirada más aguda observa interesado en la enseñanza que su noble escudero aprenderá.

"Aquí, dándole a Duarte un paño con pasta", dice Boquechivo, una frase que puede llevar a otra interpretación de la imagen. Aquella de que las celebraciones por el bicentenerio del Patricio no son profundas, solo para quitarle el polvo.

Ellos dos, el sabio y el sencillo, con su discurrir, y junto a sus otros compañeros, entretuvieron e hicieron reflexionar a un pueblo que hoy consternado suspira y eleva una plegaria por el creador de "denuncias sociales con humor", como dijo una usuaria de las redes sociales. 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.