Religión|14 mar 2013, 4:08 PM|POR EFE

El papa Francisco, argentino y ¿peronista?

"Se ponía muy incómodo cuando lo definían como opositor", dijo la diputada Gabriela Michetti

BUENOS AIRES.- Horas después de su elección, en Argentina se multiplican los comentarios sobre el papa Francisco, a quien algún dirigente oficialista no ha dudado en calificar hoy como "peronista" pese a su enfrentamiento con el Gobierno de los Kirchner.

"Nuestro papa Francisco es un hombre que tiene una gran militancia, una cosmovisión profundamente tercermundista. Creo que es un Papa peronista", afirmó hoy el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, el kirchnerista Gabriel Mariotto.

Un comentario que contrasta con la frialdad con la que la presidenta Cristina Fernández felicitó el miércoles a Jorge Mario Bergoglio y por las críticas vertidas por organizaciones próximas al oficialismo y militantes kirchneristas contra el nuevo Obispo de Roma por el papel de la Iglesia durante la última dictadura (19876-1983).

Críticas que el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, se encargó de rechazar tajantemente: "Hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura argentina, pero Bergoglio no", afirmó.

"A Bergoglio se lo cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas. Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía", recordó Pérez Esquivel en declaraciones a la BBC.

También monseñor Jorge Casaretto, de la Diócesis Merlo-Moreno, salió hoy al paso de las críticas de sectores kirchneristas para recordar que Bergoglio "intercedió por sacerdotes" ante la cúpula de la dictadura. Mariotto no se refirió hoy a la polémica, aunque admitió que existen claras diferencias entre el oficialismo y el nuevo Papa, en especial en temas claves de la gestión de Cristina Fernández, como el matrimonio entre personas del mismo sexo o el aborto, pero minimizó las discrepancias.

"Esas cuestiones de coyuntura no nos alejan de la mirada estratégica de lo que hay que predicar en el mundo", agregó.

También Armando Capriotti, dirigente de la Asociación de Fútbol Argentino e hincha del San Lorenzo, como el papa Francisco, le definió como un "peronista confeso". "Siempre se comentó que era peronista, por sus características, bueno, sencillo, humilde, seguro que lo es", comentó anoche Hugo Moyano, el poderoso líder sindical enfrentado con Cristina Fernández.

El fallecido expresidente Néstor Kirchner, que protagonizó sonoros enfrentamientos con el hoy Papa, no tenía ninguna duda de que Bergoglio era un "verdadero representante de la oposición". "Se ponía muy incómodo cuando lo definían como opositor", recordó hoy la diputada conservadora Gabriela Michetti, que considera a Bergoglio su "guía espiritual".

También conservador, el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, se apresuró a celebrar la designación de Francisco, como también lo hicieron el socialista Hermes Binner, el radical Ricardo Alfonsín y el izquierdista Fernando "Pino" Solanas. Para terminar de contribuir a la confusión, el presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Julián Domínguez recordó hoy una de las frases de Juan Domingo Perón: "Peronistas somos todos, solo que algunos no lo saben".

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.