Justicia|16 ago 2013, 12:00 AM|11|POR Tania Molina

Ramón Báez Figueroa, lloroso y feliz, tras orden de libertad condicional

BC dice recuperó decenas de millones de dólares con acuerdo
Ramón Báez Figueroa escucha atento la decisión del juez.

SAN CRISTÓBAL. Después de cinco años y nueve meses en prisión, cumpliendo una condena de 10 años por la quiebra del Banco Intercontinental (Baninter), Ramón Báez Figueroa fue favorecido ayer con la libertad condicional que le otorgó el Juez de Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willy de Jesús Núñez.

Tras escuchar la decisión del magistrado, el ex banquero no pudo evitar su emoción, y se declaró "totalmente" feliz. Pero las lágrimas humedecieron su rostro cuando habló del tiempo pasado tras las rejas. "Fue muy doloroso, sobre todo con mi familia, mi padre y por mí mismo", comentó entre sollozos.

Luego se declaró un hombre completamente nuevo, arrepentido, y dijo que en lo adelante se dedicará a trabajar como asistente de su padre, Ramón Báez Romano.

Báez Figueroa expresó, como mensaje a los jóvenes, que lo espiritual está por encima de lo material, y a la sociedad le implora que le permita reintegrarse y laborar. Recordó que durante sus años en prisión mantuvo una conducta "excelente", y que lo hizo con mucha dignidad.

Las condiciones

Para mantener la libertad, el juez le impuso como condición a Báez Figueroa presentarse cada viernes, desde el 9 de septiembre de 2013, hasta el 9 de diciembre del 2017, a firmar el libro de control ante el Ministerio Público; no podrá salir del país, y debe mantener su residencia en el apartamento 18 de la Torre Libertador, en Bella Vista. Además, no podrá excederse en el consumo de bebidas alcohólicas, ni visitar centros nocturnos.

También deberá impartir 10 charlas sobre prevención de delitos financieros en universidades.

Para otorgarle la libertad condicional, el juez consideró que el imputado cumplía con todos los requisitos para ello, y calificó de idóneo a Báez Romano como garante de la libertad de su hijo, a quien se comprometió a proporcionarle un empleo remunerado.

Se tomó en cuenta la buena conducta del imputado en prisión, así como el pago de la multa que se le impuso al momento de la condena, consistente en 100 salarios mínimos, igual a RD$490,000.00.

También el hecho de que el exbanquero había resarcido a sus víctimas, a través del acuerdo firmado con el Banco Central (BC), mediante el cual se traspasa varias propiedades muebles e inmuebles a favor del Estado.

Carlos Salcedo, abogado del BC, dijo que esa entidad quedó satisfecha con sus pretensiones procesales y que, con el acuerdo, se reivindica la propiedad, entrega y transferencia de una serie de activos, algunos ya ejecutados y otros por ejecutar, lo que le ha permitido al Estado recuperar decenas de millones de dólares.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.