Sucesos|19 sep 2013, 12:00 AM|2|POR Adonis Santiago Díaz

La Policía Nacional cree que el triple crimen en Yaguate fue por un ajuste de cuentas

Hay una camioneta quemada y un cadáver en avanzado estado
Los tres cadáveres fueron encontrados en un cañaveral, a unos 300 metros de la carretera.

YAGUATE, SAN CRISTÓBAL. Investigadores de la Policía Nacional manejan la hipótesis de que los tres hombres muertos a balazos en esta comunidad son el resultado de un ajuste de cuentas o de un triple asesinato motivado por asuntos personales.

Dos de los tres cadáveres ya fueron identificados por en la escena del crimen. Se tratan del sargento mayor de la Policía Nacional, Luís Méndez Sepúlveda, y de Juan Abraham de los Santos Rodríguez, de 62 años. El primero prestaba servicios en el destacamento de la comunidad y el segundo era un respetable munícipe muy querido por todos.

El tercero cadáver aun no ha sido identificado y se presume que su cuerpo fue lanzado en el lugar muchas horas antes de que mataran al sargento y a De los Santos Rodríguez.

El cadáver de la persona aun sin identificar ya estaba en estado de descomposición.

En la escena del crimen se encontraron los tres cadáveres, una camioneta de doble cabina totalmente quemada, un camión Daihatsu de color rojo y varios sacos repletos de ropa, este último elemento ha puesto a pensar a los investigadores que alguien intentó dar una especie de "tumbe" a narcotraficantes que operan en la zona y que utilizan lugares apartados para hacer transacciones ilegales.

De hecho, los tres cadáveres se encontraron dentro de los cañaverales propiedad del Ingenio Caei, a unos trescientos metros de la carretera de Yagüate.

Algunos lugareños informaron que el señor Juan Abraham de los Santos Rodríguez se dirigía a su lugar de trabajo, a las seis de la mañana de ayer, y que este pudo haber visto cuando mataban al sargento Méndez Sepúlveda y los asesinos también lo mataron para no dejar testigos.

Un dato importante es que el camión conducido por De los Santos Rodríguez tenía una soga amarrada a la parte trasera, lo que supone la probabilidad de que este halaba a la camioneta incendiada "y en el ínterin pasó algo", dijo el vocero de la Policía, coronel Jacobo Mateo Moquete.

Un aspecto calificado de importante, indicó Mateo Moquete, es que el sargento mayor de la Policía estuvo de servicio hasta ayer a las seis de la mañana, pero momentos después trabajadores cañeros dieron la voz de alarma de que el policía estaba muerto de varios balazos, dos de ellos en la cabeza.

El lugar donde encontraron los cadáveres se encuentra lejos de la carretera, bien oculto por el follaje de la caña y poco transitado.

Algunos consultados dan cuenta de que es constante el hallazgo de cadáveres en la zona, pero "no transciende y eso queda callado".

Los cuerpos fueron llevados al Instituto Nacional de Patología Forense donde se le practicaría una autopsia, cuyos resultados serían dados a conocer en el transcurso del día de hoy.

A la escena del crimen se presentaron el director Regional Sur de la Policía, con asiento en Baní, general Mario Objío Morales; y el director de Investigaciones Criminales, general Julio César Sena Rojas, quien se encargó de la investigación del caso. Hasta el momento no hay detenidos.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.