JUSTICIA
| 17 OCT 2016, 10:04 PM

Juez ratifica prisión a acusado de comprar camiones y guaguas de transportistas asesinados en San Pedro


En este pozo séptico fueron lanzados varios cadáveres de choferes.
En este pozo séptico fueron lanzados varios cadáveres de choferes.

SAN PEDRO DE MACORÍS. El juez presidente de la Corte de Apelación del Departamento Este de Justicia, Glass Gutiérrez, decidió mantener en prisión preventiva al nombrado, Samuel Fortuna Peña (Bocio), acusado de ser uno de los compradores de los camiones y guaguas de los transportistas secuestrados y lanzados vivos a una fosa en Guayacanes de San Pedro de Macorís.

La decisión fue tomada por el juez tras finalizar una prologada audiencia en la Corte de Apelación, tribunal al que recurrió el imputado, buscando eliminar la medida de coerción consistente en un año.

Se recuerda que la banda que asaltaba choferes a punta de pistola en pueblos del Este, también los secuestraba y amarraba de manos, les colocaba fundas plásticas en la cabeza y los lanzaba vivos a una fosa de unos 60 pies de profundidad en Guavaberry, San Pedro de Macorís.

Radhamés Antonio Ramírez, uno de los inculpados, admitió en presencia del Ministerio Público, haber participado en los secuestros y crímenes, y llevó a las autoridades a la fosa en la que lanzaban los cuerpos de los choferes.

Entre las víctimas estaba el comerciante Germán Arredondo Quezada, a quien sus verdugos lanzaron y sepultaron vivos con piedras.

También son involucrados en la desaparición y posterior asesinatos de los choferes a Hugo Antonio Zorrilla Alfonseca, hijo de un coronel de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET).

El acusado como autor intelectual Zorrilla Alfonseca había salido de prisión el 15 de abril pasado, luego que la Policía le ocupara el celular de Vidal Dionisio Berroa, chofer de la ruta San Pedro Santo Domingo, quien fue secuestrado el 16 de septiembre de 2015, y encontrado muerto tres días después en las aguas del río Higuamo con una funda plástica en la cabeza.

También a Tony Alberto Medrano Reynoso, de 32 años, residente en el sector Los Parceleros de Azua, quien declaró que sustrajo varios camiones en San Pedro de Macorís, y tras 18 meses en prisión logró su libertad sin saber cómo.

La fiscal Carmen Mohammed, está representando el ministerio público.

Entre las víctimas se encontraba además, Gary Wilson Rodríguez Castro, de 45 años, de la ruta del transporte de pasajeros Hato Mayor-Sabana de la Mar, y David Polanco, de la ruta urbana B de San Pedro de Macorís, afiliado a Fenatrano.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese