OPINIÓN
| 22 DIC 2012, 12:00 AM

Acto de bondad


Por algo decimos que de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno. Lo que parece bueno puede ser malo. Esa es la razón por la que favorezco medir la bondad por resultados y no por intenciones. El gesto bondadoso, a menudo, resulta contraproducente. La mayoría de las cosas que hacemos para ayudar a la gente que vive en la miseria contribuye a mantenerles allí. Las canastas navideñas, por ejemplo. Este año se repartirán mil millones de pesos para garantizar una cena. Esa cantidad de dinero serviría para remodelar todos los hospitales del IDSS. ¿Cuál sería el acto de bondad? hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese