Nos deben 92 millones de dólares. Los ciudadanos hemos pagado, estamos pagando, las facturas que Odebrecht presenta. Y en esas facturas se incluyen los 92 millones de dólares desviados a los bolsillos de los que aceptaron (o exigieron) sobornos.

Nos deben muchas investigaciones de otros casos, pero esta no es fácil de ignorar o de perder en los laberintos de un proceso judicial estructurado para que no prospere. Hay pruebas, nombres, precedentes: Odebrecht está devolviendo el dinero a los países a los que estafó. República Dominicana también debe reclamarlos. (Y asegurar que nadie se lleve una comisión...)

En el Diálogo Libre, Reinaldo Pared Pérez reconoció que su partido podía haber hecho un mejor esfuerzo en la lucha contra la corrupción. Bien: ahora se lo están poniendo en bandeja. La investigación está hecha, los testigos/ejecutores han hablado, se conocen las cantidades y puede ser identificado, contrato por contrato, en qué bolsillos han ido a caer los 92 millones de dólares.

El PLD actúa mal cuando se blinda ante una investigación a algunos de sus corruptos preferidos. Es un error estratégico fundamental, a fin de cuentas las lealtades en política no suelen ser muy buena inversión. Cuando llega el momento cada quien se salva como buenamente puede. Como partido, el PLD debe limpiar su imagen y su gestión. También el PRD, el otro partido con poder en el periodo denunciado.

92 millones ¡de una sola empresa! Imaginen el baile de millones que estamos pagando: pequeños, medianos y grandes sobornos articulan la estructura económica de nuestra sociedad. Y la deuda...a repartir entre todos.

IAizpun@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese